CORTE SUPREMA DE JUSTICIA
BIBLIOTECA JUDICIAL "DR. RICARDO GALLARDO"


BIBLIOGRAFÍA DE TESIS

CLASIFICACION T
345.726
R763c
AÑO 2000.
INVENTARIO 012900 PAGINA(S) 74 h.
EJEMPLAR CM 28 cm.
AUTPPAL Romero Escamilla, Esther CARRERA Optar al grado de Lic. en Ciencias Jurídicas,
AUTOR(ES) Esther Romero Escamilla, Irma Irene Domínguez Quijano TITULO La convalidación del acto procesal defectuoso en el proceso penal salvadoreño
PAIS San Salvador, El Salv. UNIVERSIDAD Universidad de El Salvador
FECHA 13/12/2005
DESCRIPTORES
1. ACTOS PROCESALES 2. NULIDADES I. Dominguez Quijano, Irma Irene II. Título
MATERIA ACTOS PROCESALES
TÍTULO La convalidación del acto procesal defectuoso en el....
TOPOGRÁFICA Romero Escamilla, Esther
CONTENIDO Evolución histórica de las nulidades, actividad procesal convalidación del acto procesal defectuoso, nulidades absolutas en el derecho penal salvadoreño


Texto
UNIVERSIDAD DE EL SALVADOR
FACULTAD DE JURISPRUDENCIA Y CIENCIAS SOCIALES


LA CONVALIDACIÓN DEL ACTO PROCESAL DEFECTUOSO
EN EL PROCESO PENAL SALVADOREÑO


TRABAJO DE GRADUACIÓN PARA OBTENER EL TITULO DE
LICENCIADO EN CIENCIAS JURIDICAS


PRESENTAN
ESTHER ROMERO ESCAMILLA
IRMA IRENE DOMÍNGUEZ QUIJANO


DIRECTOR DE SEMINARIO:
LEVI ITALMIR ORELLANA


CIUDAD UNIVERSITARIA, SAN SALVADOR, JULIO DEL 2000


_________________________


DEDICATORIA

Dedico el presente la presente Tesis a Dios Padre por brindarme la sabiduría, fortaleza para la realización de misma, por la fe y, esperanza para vencer todos los obstáculos.

A mi esposo, por su esfuerzo y sacrificio para llegar a coronar mi carrera.

A mis padres, por todo el apoyo, por sus sabios consejos, por su amor de padres, por brindarme su comprensión y ante todo por estar conmigo en las alegrías y adversidades y permitirme llegar a donde me encuentro.

A mis hijos, Laura Karina, Mario Alberto, Karen Melissa, y Alberto Alexander, por el tiempo que nos les di para coronar mi carrera.

A mis hermanas, Norma, Thelma, Cory, llene, en especial recuerdo a mi querida hermana Vilma.

A nuestro Director de Seminario Lic. Levis Italmir Orellana, por la orientación y apoyo que nos brindó para la realización de la presente Tesis.
Irma Irene Domínguez
__________________________


ÍNDICE

Introducción.

Capítulo I
Marco de Referencia.

1.1 Antecedentes de la Investigación.
1.2. Justificación de la Investigación.
1.3 Planteamiento del Problema.
1.4 Objetivos de la Investigación.
1.5 Delimitación del Problema.
1.6 Marco de Referencia.
1.7 Sistema de Hipótesis.
1.8 Estrategia Metodológica.

Capítulo II.
Evolución Histórica de las Nulidades.

2.1 La nulidad en el Derecho Romano.
2.2 Las Nulidades en el Antiguo Derecho Francés.
2.3 Evolución Histórica de las Nulidades Procesales Penales.
2.4 Perspectiva Histórica de las Nulidades en el Proceso Penal Salvadoreño.
2.5. Nulidades de causas en que no conoce el jurado.

Capítulo III
Ac0vidad Procesal.
3.1 Actos Procesales. Concepto.
3.2 Términos
3.3 Actos de Comunicación Procesal.
3.4. Sanciones Procesales.

Capítulo IV.
Convalidación del Acto Procesal Defectuoso.
4.1 Principios que Rigen las Nulidades.
4.2 Clasificación de las Nulidades.
4.3 Subsanación de las Nulidades Relativas.
4.4 La Cosa Juzgada como hipótesis de Subsanación.
4.5 Subsanación de Nulidades Relativas.
4.6 Requisitos de Interposición y trámites.

Capitulo V.
Las Nulidades Absolutas en el Derecho Penal Salvadoreño
5.1 Actividad procesal defectuosa.
5.2 Declaración y efectos.
5.3 Causas de nulidad absoluta.
5.4 Naturaleza Jurídica.
5.5 Funciones de la Nulidad Absoluta en el Proceso Penal.
5.6 Especial referencia al Art.224 numeral 6° e Inciso ultimo del Código Procesal Penal.

Capítulo VI.
6. 1. Presentación de Resultado.
6. 1. 1. Resultados de las Entrevistas.
6 1 2. Análisis e interpretación de los resultados.
6,1 3. Análisis e interpretación en relación a la hipótesis del trabajo.
6.1.4. Análisis e interpretación de los resultados con relación a los objetivos.

VII. Conclusiones y Recomendación.
7.1 Conclusiones.

Bibliografía.

_________________________________


INTRODUCCIÓN

El presente trabajo de graduación titulado: "Convalidación del Acto Procesal Defectuoso en el Proceso Penal Salvadoreño". Se presenta con la finalidad de optar al grado académico de Licenciado en Ciencias Jurídicas. El contenido del presente trabajo de graduación refleja los resultados finales que el grupo investigador desarrollo con la finalidad de resolver el problema objeto de la investigación. el cual sirvió de base al mismo, y constituyo determinar cuáles son las causas que establecen cuando un acto procesal deberá ser convalidado o declarado nulo a efecto de darle una solución concreta a la problemática procesal.

En lo que concierne a la delimitación del problema, esta puede visualizarse desde los tres ámbitos siguientes Teórico, Geográfico, y Temporal.

En lo relativo a la delimitación teórica del problema de investigación se tiene que esta se suscribe al estudio de la Convalidación de los actos procesales defectuosos en el Derecho Procesal Penal Salvadoreño.

Por otra parte, en lo que respecta al distrito judicial de San Salvador y Zacatecoluca en el cual se enmarco la presente investigación.

En relación a los procesos a estudiar, se tiene que en los tres tribunales de sentencia con competencia penal en el Distrito Judicial de San Salvador, se han declarado un total de treinta y cinco Nulidades Absolutas.

En lo que atañe a las técnicas e instrumentos aplicados se utilizaron la técnica de la encuesta que se aplica a través de la Cedula de Entrevista a informantes claves.

Por otra parte se utilizo la técnica de seguimiento de casos y el instrumento para su aplicación fue la ficha de estudios de procesos penales.

El capítulo VI. Hace referencia a los resultados obtenidos en la investigación del problema reflejando mediante gráficas, las diferentes opiniones de los jueces entrevistados y finalmente;

El capítulo VII que contiene las conclusiones y recomendaciones.
________________________________________

CAPÍTULO I

1. MARCO DE REFERENCIA
1.1. ANTECEDENTES DE LA INVESTIGACIÓN

En la búsqueda de lo que en la doctrina existe sobre el lema de la convalidación y las nulidades procesales encontramos diferentes autores, y muy poco escrito en los trabajos de Graduación de la Universidad, además existen manuales y otros documentos que contienen información sobre el tenla de las nulidades. Entre los autores podemos mencionar a Raúl Washington Abalos que en su obra denominada "Derecho Procesal Penal" (Tomo III) (1) hace referencia al tema de las nulidades haciendo a la vez tina clasificación de las mismas, al respecto Abalos nos dice que estos son consecuencia de que los distintos actos procesales penales pueden ser imperfectos y que por tal imperfección se deba sancionar ya sea como lo es el hecho de declara nulo un acto. Sin embargo Abalos en su obra afirma que los actos aun cuando carezca de perfección pueden ser subsanados lo que equivale a convalidar.

Así mismo en el articulo “la Nulidad por la Nulidad” del autor Fernando Cruz Castro (2) establece que las nulidades al ser declaradas por el Juez o Tribunal deben tener con objetivo las protección del debido proceso, así como velar el cumplimiento de las garantías constitucionales, y el derecho de defensa del imputado, ya que aún cuando un determinado acto puede carecer de algunos formalismos, éstos pueden ser subsanados siempre y cuando no perjudique a ninguna de las partes que intervienen dentro del proceso, en tal sentido dicho autor promueve que los juzgadores deben de convalidar los actos aún cuando estén implícitas las nulidades pero que no perjudiquen el derecho de defensa, evitando con esto tener un proteccionismo sin sentido al formalismo procesal.

Otros de los trabajos consultados: Eduardo Couture en su libro “Fundamentos Procesales", admite cuatro medios de impugnación de tina nulidad procesal, además de los incidentes y excepciones.

Además del maestro Couture, el argentino Alberto Luis Maurino (4) hace un mes estudio profundo de las nulidades procesales en su libro del mismo nombre donde podemos encontrar nulidades en general, nulidades procesales los principios de especialidad y finalidad, y los principales que rigen la convalidación.

También encontramos en el libro, los medio de impugnación de las nulidades procesales, como se interponen y el cual es el procedimiento a seguir.

Asimismo Julio B.J. Maier, (5) hace referencia a las nulidades corno resultado de una sanción, las concibe como derecho de la sanción, y a la sanción como única consecuencia jurídica. También define la nulidad concepto y forma de aparición de la nulidad.

Entre los autores que mejor explica los actos procesales defectuosos y las dilatorias de nulidad se encuentra Carlos Creus (6), que en su libro "Invalidez de sus Actos Procesales Penales" hace referencia a la nulidad e invalidez de los actos procesales, conceptos y características de la nulidad, además de un análisis de la subsanación.

1.2. JUSTIFICACIÓN DE LA INVESTIGACIÓN

Con el cambio de la normativa Procesal Penal el Sistema Judicial ha sufrido cambios, con los que se pretende superar la Legislación anterior, la presente investigación tratará de demostrar en qué medida la normativa actual supera a la anterior.

De igual manera pretende estudiar las diferentes causas por la que procede la nulidad en un proceso, si éstos incidentes que la causan pueden ser resueltos, sin necesidad de llegar a una nulidad en otras palabras no siempre el acto viciado necesariamente deberá ser declarado inválido ó nulo.

Este tema es de permanente actualidad, y es muy poco lo que se ha investigado sobre él en El Salvador, por ello se piensa que es importante realizar un trabajo sobre las utilidades y su convalidación, además de ser un tema muy complejo y polémico.

En tal sentido el presente trabajo de investigación que o se inicia, tiene como propósito principal a tocar un tema considerado importante que se sustentará en los actos procesales. Partiendo de este. Se pretende analizar de igual manera lo relativo a las distintas causas por las que procede la nulidad en un proceso y si estos incidentes que la causa pueden ser resueltos sin necesidad de llegar a sancionarla, es decir se busca demostrar que pisar un acto procesal puede carecer de ciertos requisitos con formalidades que la misma norma señalada para que sea válido y poder producir efectos jurídicos que persigue, no es imprescindible que el juzgador los ángulo por el simple hecho de querer conservar el formalismo dentro del proceso, sino que se debe de buscar en la medida de lo posible la sosa nación de la procesal defectuoso.

La presente investigación pretende ser un aporte para los estudiantes de derecho procesal penal, a efecto de que puedan consultar y aclarar dudas referentes al tema y que sirva como punto de partida para futuras investigaciones, además como consulta para toda la población jurídica.

1.3. PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA
A. PERSPECTIVA HISTÓRICA

El Origen de las Nulidades se encuentra en el Derecho Romano, la acción de la nulidad en la “Querella Nulliatatis” y específicamente en la llamada "insabilitis" que se hacía valer contra las "Nulidades subsanables de procedimiento".

Existe en el derecho romano otro me quiere atacar la sentencia firme, se lo hacía como “restituido ni integrum” que era un recurso extraordinario contra las decisiones judiciales de origen petitorio que procedía en caso excepcional, como por ejemplo violencia y dolo, su finalidad era volver las cosas al estado anterior al vicio.

Argentina. 1995. Págs. 18 Y sig.,

En el derecho Español la nulidad podía hacerse valer, según partida 3a. título XXVI, Ley II basaba en el trámite ordinario, y la demanda se podía iniciar dentro de veinte años y la novísima Recopilación redujo a sesenta días. (7)

En el derecho italiano y el francés a diferencia del derecho alemán y el Austriaco que si conocen la acción de nulidad, se conservan únicamente la restituida en “Íntegrum".

La Ley procesal civil alemana de 1934 instituyó tina acción de revisión por motivos de nulidad. En el derecho moderno 1939 puede contarse el Código de Procedimiento Civil Brasileño que regula la acción autónoma de nulidad, como demanda posterior pendiente a destruir la cosa juzgada.

En Colombia 1970, en la jornada de Derecho Procesal se acepta sin objeción incluir un Juicio haciendo valer la nulidad del proceso, al igual que se hizo en México de acuerdo con las bases de éstos códigos es admisible tina acción posterior "de manera que se pueden revisar el proceso aún yendo contra la autoridad de la cosa juzgada, especialmente en el caso de fraude".

El X Congreso Nacional de Derecho procesal, en 1979. 8 sostuvo entre las ponencias presentadas que los fundamentos de la cosa juzgada, en cuanto a certeza y seguridad deberá ceder, en casos excepcionales ante valores superiores con la justicia.

Hubo por supuesto oposición a esto, sobre el procedimiento y el alcance de la revisión quedando como puntos concretos:

a) La cosa juzgada es remisible en casos excepcionales.
b) La falta de normas positivas que regulan tina acción contra la cosa Juzgada.
c) Las causas de procedencia deben establecerse taxativamente.

B. IDENTIFICACIÓN DE LA SITUACIÓN PROBILEMÁTICA

El objeto directo, o fin inmediato del recurso nulificatorio es denunciar los vicios extrínsecos de la resolución, aspectos formales de ella. No a la justicia de su contenido, pues esto último es el objeto del recurso de apelación.

En nuestro medio el problema es la exagerada forma en que se declara la nulidad en total inobservancia de los principios que la originan, dando éstas nulidades lugar a cometer arbitrariedades. Por causas que pueden ser subsanables o convalidadas durante el procedimiento.

En el país no existe un estudio que indique cuales son las deficiencias que provocan estas arbitrariedades que se dan en las Declaratorias de nulidad, pudiendo ser los incidentes subsanados o convalidados según sea su caso, en vez de declaramos nulos, provocando así retardación en el proceso y a la vez retardando a justicia.

La administración de justicia ve al acto como un formalismo, es decir, lo ve dentro de una cadena de actos consecutivos en la que un acto defectuoso se declara nulo para no romper el seguimiento lógico de esta cadena pudiendo en lugar de declararlo nulo, subsanarlo para garantizar el desarrollo del proceso, lo que pretende salvaguardarlo y no los formalismo procesal.

Los actos procesales sujetos a formalidades deben coincidir con las garantías fundamentales, por el principio teleológico de las nulidades que establece como Fin primordial la preservación de las garantías fundamentales, y es esto lo primero que el deberá apreciar. Por ello se afirma que la convalidación garantiza además el principio de la pronta y cumplida justicia.

1.4. OBJETIVOS DE LA INVISTIGACIÓN
A. OBJETIVO GENERAL

Descubrir si los criterios utilizados por los juzgadores en el proceso penal salvadoreño, para determinar cuando un acto procesal defectuoso debe de ser convalidado o declarado nulo, son correctos.

B. OBJETIVOS ESPECÍFICOS

Establecer si en el Proceso Penal el saneamiento o la subsanación son aplicados en forma correcta por el juzgador.

Verificar si en nuestro proceso penal se cumple con los nuevos lineamientos doctrinarios con respecto a que sólo se debe sancionar con la nulidad los actos procesales, cuando no exista forma de convalidarlos.

Identificar cuáles son las consecuencias que causa el no convalidar un acto procesal defectuoso.

1.5. DELIMITACION DEL PROBLEMA

A. ALCANCES DE LA INVESTIGACIÓN.

H trabajo de investigación se enmarca en el área del municipio de San Salvador, tornando como unidades de observación juzgados de sentencia, juzgados de instrucción y profesionales del Derecho.

Delimitación Temporal:

La delimitación temporal del investigación en estudios crear a partir de la creación de los juzgados de sentencia e instrucción en abril del año de 1998 hasta abril de 2000, del municipio de San Salvador y Zacatecoluca, departamento de La Paz.
La fecha vendría a ser el marco coyuntural.

B. LÍMITES DE LA INVESTIGACIÓN.

Se pretende en el presente trabajo investigativo, abordar los diferentes aspectos que se relacionan con la convalidación de los actos procesales defectuosos, es decir se investigara en sí sobre el tipo, clasificación y requisitos que deben poseer los actos procesales para causar los efectos jurídicos que se persiguen al realizarlos; así mismo se pretende abordar las consecuencias que causa un acto procesal defectuoso dentro del proceso penal y su convalidación como forma de evitar que se utilice la nulidad como sanción, por carecer dicho acto de las formalidades que la ley determina que debe de contener. Se abordara también lo más importante acerca de las nulidades como componente principal del objeto de discusión y controversia por parte de los tratadistas del derecho ya que algunos autores consideran la nulidad corno castigo para los actos que se realicen fuera del formalismo procesal señalado por la ley, mientras otras concepciones de la nulidad definen, que no se considera como sanción la nulidad, sino que le atribuyen el carácter de consecuencia Jurídica producto de la no observancia de las formas prescritas para cada acto, de ahí que la nulidad se configura cuando el acto se realiza sin cumplir los requisitos que la norma prescribe y que dicho acto no cumple con la finalidad que persigue dentro del proceso.

En base a lo anterior se ha tenido a bien plantear como objetivo general de la investigación que se pretende descubrir si los criterios utilizados por los juzgadores en el proceso penal salvadoreño, para determinar cuando un acto procesal defectuoso debe ser convalidado, o declarado nulo son correctos. Es decir que se pretende averiguar si los jueces ante ciertos actos procesales defectuosos aseo adecuado uso de los criterios doctrinarios actuales, que establecen que dichos acto no deben de ser subsanados y que sólo deben ser declarados nulos cuando la ley lo exprese tácitamente o cuando dicho acto procesal hace que principios básicos o garantías fundamentales del imputado.

A la vez se persigue determinar en qué forma beneficia el convalidar un acto procesal defectuoso, es decir, que carece de formalidades, al proceso penal en si como imputado, que identificar cuáles son las consecuencias que causan no convalidar un acto procesal defectuoso cuando es factible hacerlo.

1.6. MARCO DE REFERENCIA

A. MARCO DOCTRINAL

En la realización de la presente investigación se requerirá que la utilización de diversos conceptos fundamentales que le darán coherencia y articulación a la misma entre ellos consideramos el de nulidad: que para Guillermo Cabanellas (9) no es más que la ilegalidad Tadeo acto: la nulidad puede resultar que la falta de las condiciones necesarias relativas. En cambio Carlos Creus, (10) al respecto establece que la nulidad aparece entonces, como amenaza que pende sobre actos los defectuosos, que se resuelve en su ineficacia procesal y que por ello es vista como una sanción. Entonces podemos concluir que la nulidad es aquella que se origina a consecuencia de los actos procesales defectuosos que por no cumplir con las formas determinadas por la ley son sancionadas con el propósito de volver a efectuar dicho acto con el cumplimiento de las formalidades. Asimismo se incluyen el concepto de nulidad absoluta que según Enrique Vescovi (11) son aquellas que por recaer en un requisito esencial, impide la formación del acto. Por tal motivo no puede ser declarada como tal, ya sea de oficio o petición de persona interesada. Cabanellas, en cuanto a las nulidades absolutas, establece que son aquellos en donde recae en un requisito esencial, impide la formación del acto. Por tal motivo no puede ser convalidado, es insalvable pero que sí puede ser declarada como tal, ya sea de oficio o a petición de cualquier persona interesada.
Para Cabanellas carece de todo valor jurídico, con excepción de las operaciones y consecuencias que por ilícito o dañosos puede origina (12) concluye al respecto de las Nulidades Absolutas, que son aquellas que se originan cuando, un acto procesal determinado no cumple no las reglas esenciales dentro del proceso penal, para poder tener los efectos jurídicos esperados, por lo que carece de validez conviniéndose en actos nulos sin necesidad de que sean declaradas como tales.

De igual manera encontramos otro concepto considerado fundamental en la presente investigación, nos referimos al de Nulidad Relativa, encontramos que para Mark Williams, a diferencia con las nulidades absolutas, las relativas tienen por característica principal la subsanabilidad, se establece en interés de las partes para permitirles eludir los perjuicios que les pueden ocasionar un defecto o vicio procesal." Por otra parte se definen como aquellas que se refieren a los requisitos accesorios, por lo cual no impide la formación del acto, sino que este nace, inclusive valido, pese al defecto.

Esta nulidad necesita ser declarada, pues el acto subsiste hasta el momento, se considera entonces que Nulidades Relativas son aquellas que recaen sobre los actos procesales que no cumplen los requisitos de ley y que no afectan garantías tan fundamentales como las absolutas que sí estas cumplen su fin tendrá validez al acto pese a su irregularidad.

Este tipo de nulidad para que se dé necesita ser declarada, mientras el acto es válido. Otro concepto que se utiliza con frecuencia en el desarrollo de la investigación es el de Convalidación, concepto del cual concluirnos que es aquel acto que toma valido y le da eficacia jurídica aquel otro acto que podía estar relativamente viciado y que en un momento determinado podía hasta ser declarado con algún tipo de nulidad, pero que por no perjudicar a ninguna de las partes dentro del proceso se vuelve válido por estación expresa o tácita de los que intervienen en el proceso. También se utilizará en el desarrollo de la misma otro concepto básico tal como es el de subsanación., en cuanto este concepto. Según nuestro criterio Subsanación se puede definir como la corrección de un vicio inherente a un acto que a pesar de contener vicios es subsanable por no perjudicar el desarrollo del proceso penal, es decir que dicho acto produce todos los efectos jurídicos de un acto normal y que es motivado por la acción humana llevada a cabo por los sujetos inmersos en el proceso, por general, y que se caracteriza por nacer vivir a los fines del proceso.

El principio de legalidad o especialidad, a nuestro criterio este principio consiste en que las nulidades deben estar expresamente determinadas en la ley, es por eso que las nulidades son de derecho estricto. A nuestro parecer al principio en mención se puede entender que es aquel que limita al juzgador a que declare los actos nulos siempre y cuando la misma ley se lo establezca taxativamente, de lo contrario no se puede aplicar l1lilidad sobre el acto defectuoso por no estar respaldado por el principio de legalidad.

Al mismo tiempo el principio de trascendencia expresa que en virtud del carácter no formalista, del derecho procesal penal moderno, se ha establecido que para que exista nulidad, no basta la sola infracción a la forma, sino un perjuicio a la parte. Si partimos de tal posición concluirnos que el Principio de trascendencia se refiere a que la utilidad debe aplicarse citando el acto viciado provoca un perjuicio a una de las partes o de lo contrario debe convalidarse ya que se pretende salvaguardar los intereses de las partes no el mero formalismo procesal.

Así mismo encontramos un último principio muy importante y fundamental como lo es el Principio de Finalidad que se opone al principio de legalidad al establecer de debe proceder la declaratoria de nulidad de un acto procesal defectuoso; si este ha alcanzado sus fines. De lo anterior concluirnos que el principio de Finalidad consiste en que los actos procesales aún cuando llevan aparejado vicios, si cumplen con el fin persiguen, no deben ser declarados nulos ya que han cumplido su objetivo.

B.MARCO NORMATIVO LEGAL

Al hablar del, Marco Normativo Legal nos referirnos a todos aquel funcionamiento legal que se refiere al presente trabajo de investigación. Como se sabe la constitución es por excelencia la ley primaria, en tal sentido si bien es cierto que en nuestra constitución actual no encontramos un artículo que hace referencia o regule el tema de las nulidades, se podemos manifestar que partir de la constitución de 1947 se deriva a partir del principio de legalidad del proceso, en el artículo 76 de dicha constitución. Como ley primaria de la República, garante de derechos, regula en el artículo 12, el principio de legalidad, que establece las garantías sometida a un proceso penal, a ser aplicada de la forma establecida por la ley.

En base al Art. 12 Cn., Podemos deducir que el principio de legalidad se aplica las nulidades en el sentido de que estas deben ser declaradas siempre y cuando la ley así, lo exprese, de lo contrario no se puede utilizar tal sanción porque se estaría en contravención del principio de legalidad.

También existe normativa de carácter internacional, como lo son los tratados internacionales de las leyes de la república si han sido ratificados por el país tal como lo establece el Art., 144 Cn.

Así tenemos la Declaración universal de Derechos ultimamos, que regula el principio de legalidad en el artículo 11, por lado la convención americana sobre derechos humanos en el artículo ocho desarrolla el principio de legalidad, a la vez del pacto internacional de derechos civiles y políticos en su artículo 14 regula ese mismo principio regulado como ya dijimos en nuestro constitución. Por consiguiente si adecuamos el principio de legalidad en lo referente a las autoridades, nos damos cuenta que tiene una gran relación ya que se parte del hecho que no se puede aplicar una nulidad si la ley no le expresa taxativamente.

El código procesal penal en los artículos 223 y siguientes del referido cuerpo legal, establece todo lo relacionado con las autoridades en un capítulo especial dedicado a este tema.

NULIDADES ABSOLUTAS. EFECTOS

El articulo 224 PrPn, se establecen aquellas nulidades motivadas por violación a garantías de los presupuestos básicos para la validez del proceso, éstas son:

Lo referido a la competencia del juez, por razón de la materia o del territorio;

La participación de sujetos procesales en la promoción del requerimiento respecto fiscal o la realización del ante juicio cuando este procedimiento especial sea necesario;
La falta de acusación en aquellos delitos en que falta de la instancia particular en el mismo sentido,
La falta de defensor al imputado, en los términos establecidos en la ley;
Dictar sentencia o someter la causa al conocimiento del jurado cuando la ley así establecía o someterlo a dicho tribunal, cuando la ley no lo ordenaba: y
Cuando el acto haya inobservado derechos y garantías fundamentales establecido en la Constitución, el Derecho Internacional vigente y el Código Procesal Penal.

Cuando concurra alguna de estas circunstancias, la nulidad deberá ser declarada de oficio y en cualquier estado del proceso, como anteriormente se explicó.

Las nulidades absolutas que se han mencionado anteriormente, no pueden ni siquiera existiendo expreso consentimiento de las partes, así lo establece el Artículo 225 Pr.Pn., Por otro lado, es importante que el fiscal tenga en cuenta el inciso cuando de este artículo, en el sentido que la declaratoria de esta clase de nulidades, admite el recurso de apelación siempre que hayan sido proveídas en primera Instancia.

NULIDADES RELATIVAS

En este tipo de nulidades se establecen en el artículo 226 Pn.Pr., puede ser de oficio o a petición de parte. El artículo citado define la oportunidad procesal en tales nulidades puede ser alegadas, significa que si el interesado no las Plantea en el momento procesal que a continuación se menciona, ya la nulidad relativa dará subsanada. Estas oportunidades son las siguientes: establecidas en el Art. 226 PrPn:

La nulidad de los actos o diligencias judiciales por la falta de las formalidades para ellos se prescribe bajo pena de nulidad, podrá declararse de oficio o a petición.

Las nulidades relativas solo podrán ser opuestas, bajo pena de caducidad, en las oportunidades siguientes:

Las producidas durante los actos iniciales de investigación, en la audiencia inicial,
Las producidas en la instrucción formal, durante su desarrollo o en la audiencia preliminar
Las producidas en la audiencia preliminar, al inicio de la vista pública;
Inmediatamente después de producidas, las acaecidas durante la vista pública y,
Dentro de las cuarenta y ocho horas, las producidas durante la tramitación de un recurso.

La petición de nulidad deberá ser motivada con, bajo pena de inadmisibilidad y que según lo previsto para las excepciones, salvo que ella se interponga durante licencias, caso en el cual se resolverá de inmediato.

La fundamentación del pedido de nulidad durante las audiencias será verbal y el podrá solicitar se deje constancia sucinta en el acto.

La declaratoria de la nulidad sobre un acto o diligencia judicial, vuelve nulos los actos que son consecuencia de la misma nulidad o también aquellos que se relacionen directamente con el acto nulo. La nulidad, impone la del tribunal de realizar la reposición o ratificación de los referidos actos o diligencias. Esto se establece en el artículo 227 Pn.

DISPOSICIONES RELATIVAS A LA SUBSANACIÓN DE LAS NULIDADES RELATIVAS.

El artículo 228 PrPn, establece las siguientes causas que permiten subsanar en forma las nulidades relativas:

Cuando las partes no las opongan en el momento procesal oportuno;

Cuando los legitimados para interponer, hayan aceptado en forma expresa o tácita las consecuencias del acto y

Cuando a pesar de que el acto sea irregular, pero no logró su finalidad con relación a los interesados.

1.7. SISTEMA DE HIPÓTESIS

A- HIPÓTESIS GENERAL

En el presente trabajo de investigación se propone como hipótesis general: “En el proceso penal salvadoreño en la mayoría de las causas, el juez declara nulos los actos procesales defectuosos sin intentar su convalidación utilizando como criterio principal garantizar el formalismo, convocando al no convalidar, un excesivo abuso de la declaración de nulidades en una clara inobservancia en los preceptos doctrinarios.”

B- HIPÓTESIS ESPECÍFICAS:

En los actos procesales defectuosos en el proceso penal salvadoreño El Juzgador hace un excesivo abuso de las declaratorias de la unidad al no agotar los medios para su subsanación.

Las declaratorias de nulidad basadas en el formalismo procesal no se justifican si dichos actos no afectan los intereses directos de las partes.
Los principios que rigen la nulidad, no son tomados en cuenta por el Juzgador al declarar nulo un acto defectuoso.

C. OPERACIONALIZACIÓN DE LAS HIPÓTESIS.

a) Variable Independiente b) Variable Dependiente
1.8. ESTRATEGIA METODOLOGICA
La estrategia metodológica que se cree más conveniente para lograr los objetivos planteados al inicio de esta investigación son las que a continuación ponemos a su consideración.

Tipo de Investigación.

La presente investigación sobre la complicación del acto procesal defectuoso en el proceso penal salvadoreño será de dos tipos: de tipo bibliográfico y de tipo empírico.

Al hablar de una investigación de tipo bibliográfico nos referimos a que parte de la misma consistirá en llevar a cabo un análisis de información de carácter gráfico sobre aspectos vinculados con el tema de nuestros estudios, para poder obtener la información doctrinaria necesaria para desarrollo de la investigación.

Al respecto se liará un análisis de disposiciones legales en cuanto a las nulidades que contiene el Código Procesal Penal.

En cuanto a la parte empírica que se propone, se pretende desarrollar un análisis de los diversos procesos donde ha sido declarada la Nulidad de actos procesales defectuosos y la entrevista de funcionarios judiciales que integran el sistema de justicia. Como lo son jueces de paz, de instrucción y sentencia, fiscales y defensores públicos. Esto último se hará en base a cuestionarios previamente elaborados o sea lo que se conoce como investigación de campo.

Muestra.

La Muestra para llevar a cabo el análisis del tema objeto del presente, estará formado por los procesos que se detecte que han tenido declaratorias de nulidad sobre sujetos procesales, tribunales de instrucción y tribunales de sentencia del municipio de San Salvador.

Las muestras de las nulidades de observación antes mencionadas son:

• Jueces de Instrucción

• Jueces de Sentencia

• Fiscales

• Defensores Públicos

• Profesionales del Derecho

Técnica e Instrumentación de Investigación.

Se plantea la necesidad de elaborar cuestionarlos, las cuales eran utilizadas en la entrevista de funciones y/o profesionales anteriormente en la muestra.

Se piensa en la entrevista como la técnica a utilizar por ser la de uso más frecuente y la mejor se adapta en investigaciones de tipo social y jurídico; haciendo asimismo utilización de cuestionarios a la muestra que se pretende abarcar.

(1) Washington Abalos. Raúl. Derecho Procesal Penal (Argentina: Ediciones Jurídicas Cuyo).
(2) Cruz Castro, Fernando. La Nulidad por la Nulidad, La Justicia Pronta y Cumplida y la Negligencia del Formalismo Procesal. Corte Suprema de Justicia. Escuela de Capacitación.
(3) Serrano Armando Antonio y Otros. “Manual de Derecho Procesal Penal" Publicación del Proyecto Penal” Publicación del Proyecto PNUD”. Talleres Gráficos UCA, 1998 Pág. 575.
(4) Maurino. Alberto Luis “Nulidades Procesales", Editorial Astrea de Alfredo y Ricardo de Palma. Buenos Aires. Argentina. Pág. 16 y, seg.
(5) Maier. Julio B.J. “Función Normativa de la Nulidad" Editorial de Palma. Buenos Aires. Argentina. 1980. Pág., 6 y 7
(6) Carlos Creus, Invalidez de los Actos Procesales Penales" Editorial Astrea. 2a. Edición. Buenos Aires.
(7) Maurino Alberto, Luis. Las Nulidades Procesales. Buenos Aires; De Palma, 1995.
(8) Maurino. Luis Alberto. Op. Cit, Pig.21
(9) Cabanellas de Torres, Guillermo. "Diccionario Jurídico Elemental", Edición 1997. Editorial Heliasta. Santa Fe de Bogotá, Colombia, Págs.
(10) Creus, Carlos, Op. Cit, Págs.
(11) Serrarto, Armando Antonio, “Manual de Derechos Procesales Penal” Publicación del Proyecto PENUD”. Talleres Gráficos UCA. 1998
(12) Cabanellas de Torres, Op. Cit 271.
(13) Mark Williams "Nociones Generales sobre labor del Fiscal en el nuevo Proceso Penal". Esencia de Capacitación Judicial. El Salvador, 1998
CAPÍTULO II

EVOLUCIÓN HISTÓRICA DE LAS NULIDADES

2.1. El Antiguo Derecho Romano.

El antiguo derecho romano es el punto de todo estudio jurídico y las nulidades no son la excepción. El derecho romano se inspiró siempre en la organización política, que Le no de los medios más poderoso para hacer sentir la soberanía de Roma, así el jus civile era aplicable solamente a los ciudadanos romanos como armadura de protección de la antigua aristocracia romana. Pero por el crecimiento comercial y poblacional se produjo la creación de nuevas formas de asegurar el respeto de las leyes, para ello se la figura del Pretor y su función directa y eficaz, ya que éste tenía un poder de naturaleza judicial, además de un poder político administrativo.

Aunque las nulidades en el derecho romano son contemplados para la base del derecho civil el desarrollo histórico es determinante para comprender la figura de las “nulidades” y su origen. Ya que recae sobre actos ilícitos, por actos realizados contra la ley haciendo como sanción de un acto ilícito, teniendo en cuenta que el dogmatismo jurídico del derecho romano clásico veamos distinguir, desde el punto de vista de la sanción la opinión de Ulpiano, tres clases de leyes (26): las leyes, sancionadas por la nulidad, leyes sancionadas simplemente por una pena pecuniaria y las leyes para los cuales no existía sanción, por consideraciones probablemente políticas, después únicamente en materia de leyes perfectas, es la que se estableció la nulidad en el cuatro de las instituciones jurídicas, podemos citar entre ellas la ley de las disposiciones testamentarios, que declara nulo todo testamento que comprende liberaciones excesivas: quis lex frfima caninia qual in frauden cius facta sunt rescridit. (27)

Hablando también de liberación de esclavos, la ley aclia sertia prohíbe al menor de 25 año liberar a su esclavo sin la autorización del concilium y ni qué justifique la causa de manumisión. (28)

Por otra parte el derecho clásico se oponía a los actos que emanan dentro del fraude a la ley.

En esta época ya la clasificación de las nulidades era de absolutas y relativas, afirmando que la nulidad absoluta opera de pleno derecho y las relativas estaban reservadas especialmente a la competencia del pretor,

Como veremos a continuación ni las reacciones de la época bárbara, ni los comentarios de los liberales como Bartolo, pudieron cambiar o modificar las instituciones Jurídicas de los romanos que hasta hoy día siguen siendo la base de las instituciones jurídicas.

2.2. LAS NULIDADES EN EL ANTIGUO DERECHO FRANCES.

El periodo bárbaro comprendido entre los años 481 y 987, fue un poco incierto y confuso ya que por ser varios pueblos, las leyes también variaban entre los pueblos, ya que a pesar de sus pretensiones de originalidad, los bárbaros tenían la inflación del derecho romano, así francos vivían bajo la autoridad de su ley y los visigodos tenía sus propias leyes, mientras los galo-romanos se acogen a la protección de la lex romana, haciendo así las dos leyes: la ley romana visuqoforun y la ley romana Burgundionum, que contemplaba las nulidades como absolutas que afecta no solo los actos jurídicos en que el objeto es una res extra conercium, sino también los actos vinculados a la realización de una condición naturalmente imposible y las nulidades relativas están ligadas a las causas: Dolo, violencia y error.

Las leyes de los bárbaros presentaban ineficiencias ya que presentaban el problema de saber corno se consideraba el acto jurídico por las leyes germánicas. Las leyes de los francos también presentaban ineficiencia en la época barbar, la lex salica y " nipuaria, ambas leyes contienen disposiciones relativas al derecho penal, y en ellas la eficacia del acto jurídico, y por lo mismo ver las causas de la nulidad.

En resumen, el derecho de la época bárbara presenta tres aspectos, primer rasgo bien claro y propio de un cuadro perfecto (el derecho romano) segundo una confusa y desproporcionada y difícil de reconocer y es la época de los y finalmente el derecho de los francos que es también de influencia romana.

2.3 Evolución histórica de las Nulidades Procesales Penales.
Siguiendo con la metodología de la evolución histórica que ha tenido la institución de las nulidades, es preciso aclarar, que se ha hecho un esfuerzo para exponer en un primer la evolución de la nulidad absoluta en el derecho sustantivo o de fondo, porque es en dicho ámbito dc1 ordenamiento jurídico, dentro del cual se puede ubicar el origen de las nulidades absolutas, ya que posteriormente dicha institución fue retornada por el Derecho Procesal, en lo que a este punto respecta, es necesario en un primer por sentado, que las nulidades procesales tanto civiles como penales, fluyen a través de una evolución paralela, ya que, tal y como más adelante expondremos favor detalle, las diferentes leyes procesales les han dado un tratamiento unificado mayor diferenciación.

En el derecho romano, el proceso estaba sujeto a un conjunto de formulas y rituales que tenían que ser pronunciados de manera minuciosa, la omisión del conflicto, implicaba la duración total del procedimiento.

En el año 297 de la República Romana, las funciones legislativa y judicial se encontraban concentradas en diez Tribus, los cuales eran nombrados por los Comicios y posteriormente por las Tribus, en esta época el Derecho Civil absorbía al Derecho Penal y todas las resoluciones era de obligatorio acatamiento, no habiendo en este momento medios de impugnación de las resoluciones Judiciales; pero, a partir del año 305 entró en vigencia la primera ley centuriada denominada "Lex Valeria Horatia de Provocatione" la cual instituyó el recurso denominado "PROVOCATIO AD POPOLUM", mediante el cual se le confirió a todo ciudadano romano el derecho de invocar ante el público, reunido en comicios, que dejara sin efecto la pena de muerte que había sido impuesta por un magistrado que no fuera dictador.

El Dr. Medardo Cruz Letona en su Tesis Doctoral intitulada como:

“Nulidades Procesales en Materia Penal" comenta que cuando una sentencia es nula. "el vencido podía: a) pedir el REVOCATLO IN DUPLUM, consistente en impugnar la sentencia dañosa por la vía de la nulidad (acción de...) o bien, b) oponer la nulidad por la vía de la excepción cuando el victorioso pretendía hacer ejecutar la sentencia, o se ha dicho de otra manera cuando el vencedor hacía uso de la ACTIO INDICATI o acción de cumplimiento la sentencia, el vencido oponía a la JUFITIARI o negativa a cumplir la, y en tales circunstancias se originaba un nuevo INDICIUM (Indicatum Sit Nec Ne), y si el opositor ganaba, entonces se podía volver a litigar"

Pineda Escobar señala como ejemplos de sentencias nulas..... las sentencias contra una persona fallecida o aún no nacida, contra un esclavo, contra una persona incapaz de obrar sin ser asistida por su tutor o curador, contra el domingos en lugar del procurador también era nula la sentencia que fuera abiertamente contraria al IUS CONSTITUTUM o que viajara la autoridad tic la cosa juzgada o que percibiera una cosa imposible, o que hubiese omitido al conjunto de la elitista y la que hubiera sido dictada en junio excesivo sin el consentimiento de ambas partes, a la que se basa en una fórmula que fuera a su vez suelo por falta de facultades en el magistrado que la dictó" (Pineda Escobar, 1978, P. 3).

Cruz Letona. Medardo "Nulidades Procesales en Materia Penal. 1980, P. 1000

En este recurso, la suprema autoridad jurisdiccional era el pueblo, lo implicaba un sin número de dificultades en lo que atañe a su conocimiento y ejecución, razones estas que motivaron a los decenviros a suprimir dicho recurso, llevando paralelamente la finalidad de convertirse en jueces absolutos y soberanos, lo cual trajo como consecuencia que el pueblo romano se declarará en abierta rebelión contra los decenviros en la retirada al Monte Sacro.

Posteriormente, siguiendo la evolución de las nulidades procesales en el Derecho Romano, se tiene que el fallo del Iudex (Juez), es decir, la opinión de éste respecto al asunto litigioso sometido a su conocimiento, es de imperativo cumplimiento para las partes, no sólo por la potestad de Juzgar con la que ha sido revestido el magistrado, sino que también por el acto de sometimiento que lleva consigo invívito la litis contestatio.

Esto traía como consecuencia de que Ia sentencia dictada por el index privatus en la nación de su officium no puede ser el principio impugnada por las partes, aunque el litigante vencido tenga la convicción de que es equivocada, o no se halla ajustado a derecho" **

Podía suceder de que el Juez privado se equivoca al momento de dictar sentencia; pero, a pesar de ello, no era posible someter el conocimiento del asunto ante distinto iudex, y ello, como consecuencia de los efectos excluyentes de la litis contestatio, además es necesario tomar en consideración de que el nuevo iudex pudiese también equivocarse y en todo caso no se podría decir que debería preferirse la segunda a la primera puesto que ambos jueces eran simples particulares investidos de un mismo ofliciurm, tampoco cabía la posibilidad de pensar si acudir ante un órgano Judicial de categoría superior. sin embargo, contra los errores de la sentencia, los litigantes disponían de algunos medios con los que, en principio, se podían llegar a producir efectos similares, a los que hoy en día se obtienen mediante los denominados recursos, entre ellos tenernos el principio de la intangibilidad de la sentencia, el cual era aplicable tan sólo respecto de la sentencia válida, pero la sentencia podría ser nula, por vicios que la afectaran de modo sustancial; y en tal caso, el litigante vencido no estaba obligado a acatarla, puesto que, en realidad podía decirse que un existía sentencia alguna.

Pineda Escobar, 1978, P.3

2.4. EVOLUCIÓN DE LAS NULIDADES PROCESALES PENALES EN LA LEGISLACIÓN SECUNDARIA.

En marzo de 1 830, entró en vigencia la Ley Reglamentaria de Tribunales, la cual establece por vez primera el Recurso de Nulidad en nuestra legislación secundaria, teniendo las siguientes características básicas:

A) Solo procedió respecto a sentencias ejecutoriadas en primera y segunda instancia.
B) Se invocaba por motivos de fondo: falta a los trámites sustanciales del proceso.
C) Sus efectos consistían en la reposición del proceso a costa de los magistrados o jueces que lo habían determinado; y los funcionarios culpables se encontraban sujetos al juicio de responsabilidad.

Posteriormente entró en vigencia el 20 de noviembre de 1857, el Código de procedimientos Judiciales, el cuál fue el primer cuerpo de leyes sobre procedimientos penales de la república, en el se regulaban los procedimientos para asuntos civiles y tribunales, dicho código se encontraba estructurado de la siguiente manera:

A) Parte preliminar: Introducción y División del Código.
B) Procedimientos Civiles en primera instancia.
C) Procedimientos Criminales en primera instancia.
D) Procedimientos Civiles y Criminales en 2°. y 1°. Instancia; y los Recursos Extraordinarios de Suplica y de Nulidad.

Este Código clasificaba las nulidades en dos tipos:

Nulidades de procedimiento o Falta de solemnidades especiales y Nulidad del Fallo, por estar dictado contra ley expresa y determinante, éste Código se encuentra inspirado conforme a cuatro reglas básicas:

1°.) Regla General: "Ningún trámite o acto judicial será declarado nulo si la nulidad no ha sido formalmente declarado por la ley" esto es lo que reconoce por la doctrina moderna corno principio de legalidad, especificidad o taxatividad de las nulidades.

2°.) El recurso extraordinario de nulidad era aplicable, indistintamente. Tanto en materia civil como en materia penal por dos razones fundamentales:
primero porque dicho cuerpo de leyes había uniformado ambos procedimientos en la parte cuarta la cual se refería a la segunda y tercera instancia, por otra parte, dicha normativa no realizaba una diferenciación clara y precisa; por tanto dicho recurso era aplicable tanto al procedimiento civil como al procedimiento penal.

3°) El recurso debía ser interpuesto ante el mismo juez que había dictado la sentencia; y,

4°) Se señaló como plazo fatal para su interposición el de 5 días, tal como estaba contemplado en la reforma de la Ley Reglamentaria de Tribunales de 1830, pues, inicialmente el plazo era de 8 días.

Las sentencias que admitían el Recurso Extraordinario de Nulidad eran aquellas que estuviesen ejecutorias, en primera o en segunda instancia inclusive cuando estuviesen pasadas en autoridad de cosa juzgada, así también se podía atacar por medio de dicho recurso las sentencias dictadas por los árbitros arbitradores. No siendo procedente dicho recurso, si la sentencia admitía los recursos de apelación o súplica, ni respecto de ha sentencias pronunciadas por las Cámaras de Tercera Instancia.

En lo que respecta a los efectos procesales de la sentencia de nulidad se tiene que era el resolver sobre la procedencia de la nulidad y en caso de ser declarada, se especificaba la misma, mandando a reponer el proceso (Si era nulidad de procedimiento) o declarando nula la sentencia Si la nulidad era respecto del daño. Al ser anulada la sentencia, surgía la obligación del juez o Cámara ante quien se había interpuesto el recurso de pronunciar la correspondiente sentencia; y si, por otra parte la nulidad era de procedimiento eran los mismos los encargados de hacer la reposición desde el último acto valido, si ambas circunstancias la sentencia pronunciada vía dicho recurso se volvía inapelable.

El 12 de enero de 1863 se promulgado como ley de la República el "Código de Procedimientos" el cual entró en vigencia el día 24 del mismo mes y año. Dicha normativa se encontraba estructurada de la siguiente manera:

- Código de Procedimientos Civiles
- Código de instrucción Criminal.

El 13 de abril de 1882, fue promulgado el Código de Instrucción Criminal, el cual fue publicado en el Diario Oficial del 20 de abril del mismo año y del cual se hicieron seis ediciones hasta 1947, dicho código estuvo en vigencia hasta el día 30 de Junio de 1974. Es decir, por un periodo de 92 años entre lo novedoso que introdujo se puede señalar lo siguiente:

A) Suprimió el recurso extraordinario de nulidad penal.
B) Estableció: No. l - las nulidades del veredicto Art.270 Ic.
No. 2 - las nulidades en los juicios de los que conocen el Jurado art. R/474 Ic.

NULIDADES DEL VEREDICTO:

"Art. 270. Solamente hay nulidad en el veredicto del Jurado en los casos siguientes: lo.) Cuando el delito sometido al Jurado no fuere de los comprendidos en el inciso lo. Del artículo 283; el cual a su tenor literal dice. Son causas sujetas a la calificación del jurado, todas las que se instruyan por delitos cuyo juzgamiento compete, según las leyes, a los Jueces de la Instancia del fuero común.

2o) Cuando se hubiere dejado sin defensor al reo que no haya manifestado quererse defender por sí mismo7,

3o) Cuando alguno de los jurados friere incapaz de inconformidad al Artículo 287; disposición esta última que rezaba de la manera siguiente: Son incapaces para ser Juzgados:

lo Los que carezcan de alguno de los tres primeros requisitos exigidos en el artículo 285: el cual a su tenor literal expresaba lo siguiente: Para ser jurado es indispensable reunir las condiciones siguientes:

1ª. Tener veintiún años cumplidos:
2ª. Estar en el pleno goce de los derechos civiles y políticos:
3ª. Saber leer y escribir.
4ª. Gozar de buena reputación y tener la instrucción y buen sentido suficientes para poder dar su voto con, acierto, todo a juicio de la junta calificadora.
2ª. Los jornaleros, los sirvientes domésticos, los ciegos, los mudos y los sordos:
30. Los ebrios habituales, los tahúres de profesionales y los vagos.
4ª. Cuando a la formación del veredicto hayan concurrido uno o más votos obtenidos por cohecho, intimidación o violencia;
5ª. Cuando el veredicto no estuviere autorizado conforme a lo prevenido en el artículo 261 -1 el cual a su tenor literal expresaba lo siguiente: Concluida la votación, se extenderá por el secretario un acta en la forma siguiente: Entre lugar. a tales horas de tal día, mes y año habiendo liberado los jurados sobre las preguntas que fueron sometidas a su resolución, declararon s y la promesa que han prestado lo que sigue:

A la pregunta (aquí se copia íntegramente la pregunta) SI o NO; y así se continúa con todas las demás preguntas, El acta será firmada por todos los jurados y por el secretario, y será lo que constituya el veredicto.

6ª. Cuando el Jurado no se hubiere organizado con el número de miembros que previene el articulo 282 el cual a su tenor literal expresaba lo siguiente: En tribunal del Jurado establecido por la Constitución, se formará con cinco ciudadanos que se denominarán «jurados» y será presidido por el Juez de la Instancia del lugar hasta el momento de cerrarse los debates.

7° Cuando la lista de jurados que deben conocer en la causa no estuviere sellada y no tuviere la razón de que habla el artículo 218 disposición esta última que prescribe lo siguiente: El sorteo prevenido en el inciso 10 del art. anterior, se practicará en audiencia pública al quedar ejecutoriado el auto a que se refiere el art. 213, pero teniéndose cuidado de que no se lea la lista; el juez la sellará y le pondrá al dorso tina razón en que se exprese la fecha y el número de sorteo y la causa en que éste se halla practicado.

8°. Cuando se haya dejado de notificar a alguna de las partes el decreto en que se señale el día y hora en que ha de reunirse el Jurado;

9°. Cuando haya dejado de citarse a tres o más de los jurados comprendidos en la lista respectiva, o cuando hubiere conocido alguno no comprendido en ella;

10o. Cuando la causa se hubiere sometido al conocimiento del Jurado sin estar plenamente comprobado el cuerpo del delito o;

11o) Cuando se haya omitido la lectura de los pasajes del proceso indicados en la minuta de Line habla el artículo 210. El cuál literalmente dice: Concluido el término probatorio, o dado por terminado, conforme al artículo anterior, y acumuladas las pruebas a la causa, el Juez, en la siguiente audiencia, formará una minuta de los pasajes de la causa que deben leerse en la parte sustancial al jurado, citando los Folios, y dará traslado del proceso a las partes, por tres días, a cada tina, para que aleguen de bien probado y hagan las observaciones que les parezcan acerca de dicha minuta. Contra la afirmación que haya el Juez en el acta respectiva de haberse dado lectura al proceso, no se admitirá prueba, excepto cuando alguna de las partes protestare por escrito en el mismo acto de los debates y no hubiere sido atendida la protesta,

12o) Por un haberse formado nuevas listas de jurados en el caso del artículo 217, inciso. 2o. El cuál preceptuaba lo siguiente: Pero cuando ya no queden sino tres listas en la urna, deberán insacularse de nuevo los nombres de todos los jurados, excluyendo únicamente los que hayan sido exonerados, y se formarán nuevas listas parciales de la manera establecida en el artículo precedente.

En el caso del numero 8o, quedará subsanada la nulidad, si la parte que deje de ser notificada asistiere al acto.

En el primero de los casos contemplados en el No. 9o. la nulidad quedará subsanada si los jurados ni citados concurrieren al acto y el juez estableciera su identidad. En todos los casos del mismo número 9o, la nulidad no podrá ser declarada ni aun de oficio si ninguna de las partes no hubiese reclamado sobre los hechos que la constituyeron antes de la instalación del Jurado. Todas estas circunstancias deberá hacerlas constar el Juez en el acta respectiva."

Omitimos la trascripción de los siguientes incisos por considerarlos innecesarios; en cambio transcribimos el Art. 474., por tener relación directa con lo transcrito; dicha disposición a su tener literal prescribía:

"Art. 474. "En las causas sujetas al conocimiento del Jurado, si se encontrare alguna de las nulidades comprendidas en el artículo 270 o la del número 3o del artículo 475 se declarará nula la sentencia y se mandará reponer el proceso desde el primer acto válido, aunque no se haya pedido la declaratoria de la nulidad, condenando al Juez o Tribunal culpable en las costas de la reposición, y aun en los daños y perjuicios conforme a los artículos 1095 y 1125 del Código de Procedimientos Civiles"

En cuanto a la nulidad del veredicto actual a que se refiere el artículo 377 PrPn establece: Además de las causales de nulidad establecidas en este Código, el veredicto será nulo y así podrá ser declarado mediante el recurso de casación, en los casos siguientes:

1) Cuando no se competencia del Jurado;

2) Cuando con posterioridad se compruebe que algunos de los jurados fue sobornado, presionado, no reunía los requisitos para ser jurado o estaba afectado por alguna incapacidad y ello era desconocido al momento de la selección;

3) Cuando haya intervenido como jurado alguien no comprendido en la lista parcial respectiva, que no fue sorteado o hubo irregularidad en el sorteo,

4) Cuando las instrucciones del Juez sea de tal naturaleza que claramente haya inducido a error al jurado o motivado en determinado sentido; y,

5) Cuando falte la firma de alguno de los jurados.

Declarada la nulidad se realizará el juicio nuevamente, y no podrán intervenir los jurados que votaron el veredicto nulo.

En cuanto al primer numeral se podrá anular toda la vista pública y llevarse a cabo con el que corresponda ya sea colegiado unipersonal o jurado y celebrarse nuevamente.

En el segundo numeral igualmente se anularía la vista pública se señala nueva fecha para la celebración de esta y se vuelve a seleccionar nuevo jurado.

En el tercero de igual manera tendría que anularse la vista pública señalar nueva flecha y al igual que la anterior y se hará nuevamente el sorteo de la nomina del Registro Electoral.

Al igual en los numerales cuarto y quinto se anulará la vista pública señalando nueva fecha no conocería el mismo juez al igual cuando falte la firma de algunos jurados tendrá que celebrarse nueva vista pública y sorteo.

2.5. NULIDADES DE CAUSAS EN QUE NO CONOCE EL JURADO:

"Art. 475. En las demás causas se procederá de la misma manera en los casos siguientes: 10) En los números 2 y 10 del artículo 270 los cuales expresaban lo siguiente:

Numeral Segundo: Cuando se hubiere dejado sin defensor al reo que no haya manifestado quererse defender por sí mismo:

Numeral Décimo: Cuando haya dejado de citarse a tres o más de los Jurados comprendidos en la lista respectiva, o cuando hubiere conocido alguno no comprendido en ella:

2o) En el de incompetencia de jurisdicción;
3o) En el de falta de autorización de la sentencia"

Con posterioridad liaremos un enfoque general de estas nulidades, pero queremos hacer constar que según las disposiciones del Código que estamos reseñando, las Nulidades en materia penal SOLO SE VENTILABAN MEDIANTE EL RECURSO DE SUPLICA, pues fiemos dejado dicho que se derogó o suprimió el Recurso Extraordinario de Nulidad.

En cambio, en materia civil las nulidades se podían resolver tanto por medio del Recurso de Súplica, como por el Recurso de Nulidad, y en consecuencia., esto dio lugar al pronunciamiento de sentencias contradictorias, que se evita a través de la Casación.

El decreto Legislativo del 22 de febrero de 1883, publicado en el D.O. del 18 de marzo del mismo año, reformó el Código de procedimientos Civiles promulgado en 1863, siendo por ese Decreto que:

a) SE LE ESTABLECIO EL RECURSO DE CASACIÓN, Y
b) SE DEROGO El, RECURSO EXTRAORDINARIO DE NULIDAD.

La "LEY DE CASACION” promulgada por D.L. No. 1135 del 31 de agosto de 1953, publicado en el D. 0. # 16 1, To 160 del 4 de septiembre del mismo año, tuvo sin fundamento en la Constitución Política de 1953, quien volvió a incorporar en ella el Recurso de Casación, y la expresada ley tuvo los siguientes efectos:

a) Derogó o suprimió la Y. Instancia.
b) Derogó o suprimió el Recurso de Súplica (artos. 1049 al 1059 Pr.), y c) Derogó o suprimió el Recurso Extraordinario de Nulidad en materia civil (Arts. 1133 a 1151 Pr.)

El día 15 de junio de 1974 entró en vigencia el Código Procesal Penal promulgado por decreto legislativo #450 de 1973, el cual fue publicado en el diario oficial 208, tomo 241 fecha nueve de noviembre de 1973. Dicho código hace una clasificación de los nulidades en absolutas las cuales se encontraba reguladas por el artículo 55 y las nulidades relativas era reguladas por el artículo 553 el mismo cuerpo de leyes, el artículo 551 regulará las nulidades por extracción seguimiento, por falta de nombramiento de defensor al imputado detenido desde la realización de las diligencias extrajudiciales o iniciación del proceso: todo lo cual llevaba por finalidad garantizar el ejercicio del derecho de defensa, que tiene toda persona al indicársele la Comisión de un hecho punible y por otra parte darle el estricto cumplimiento al principio de legalidad procesal desarrollado por la constitución de la República en sus artículos 15:08 así como también al derecho del debido proceso al tenor de lo dispuesto por el artículo 12 constitucional.

Finalmente el 20 de abril (te 1998, entró en vigencia el actual Código Procesal Penal que nos rige, por Decreto legislativo # 904 el cual fue publicado en el diario oficial No 11 tomo N° 334 de fecha 20 enero de 1997, el cual regula la institución de la nulidad a partir del título IV, Capitulo 1 en relación a los Art. 223 - 228 Pr.Pn., la cual se encuentra regulada con una orientación de salvaguardar la celeridad del proceso, por causa de aquellos defectos formales que sustancialmente no afectan garantías fundamentales y que si se pueden corregir no lo son en grave detrimento de las finalidades del proceso, así el Art. 224 de código PrPn, regula los motivos por los cuales se puede invocar una declaratoria de nulidad absoluta, así como también el Art. 225 PrPn regula lo relativo a los efectos de la nulidad absoluta.

(26) UIpiano. reg. 2 f senil, leges perfectaa, tesis Paris 1902. G. Babiera. Págs. 199 y sig.
(27) Gayo 1, 46.
(28) Marcelo 1,24; DXVIII, 7,4
CAPÍTULO III

ACTIVIDAD PROCESAL

3. 1. Concepto.

Para analizar el desarrollo del proceso, es necesario estudiar la actividad que pueden tener todos aquellos sujetos facultados (por la ley procesal penal para intervenir directa o indirectamente, para poder llegar a encontrar la verdad real o material. Y así fundamentar la decisión que se tomara para poner fin al conflicto planteado.

Ese conjunto de actuaciones que tienen la particularidad de dinamizar el proceso y cuyos protagonistas son sujetos procesales determinados por la ley y se justifican al establecerse la relación jurídica entre ellos y esta relación surge de la realización de una acción descrita como prohibida por la ley penal (29) haciendo que el mecanismo de esta ley se accione para condenar o absolver al responsable.

La actividad procesal es el conjunto coordinarlo de actos que pueden o deben cumplir los intervinientes en el proceso penal de conformidad con los normas procesales, cumpliendo dentro del proceso con las formalidades, que resulten de la actividad de las parte y de los órganos jurisdiccionales como el lugar, tiempo y modo de expresión.

Por acto procesal se entiende al acto jurídico emanado de las partes, de los agentes de la jurisdicción o uno de terceros ligados al proceso, susceptible de crear, modificar o extinguir efectos procesales" (30).

Los actos procesales constituyen manifestaciones de voluntad, las cuales provienen de manera los sujetos que indirecta o directamente intervienen en el proceso y que buscan con ello provocar efectos procesales.

Un amplio sector de la doctrina ha considerado como elementos del acto procesal:

Los sujetos, la forma y el contenido de los mismos.

Si el acto procesal emana de los sujetos que intervienen en el directamente, en la relación jurídico procesal por ello es necesario que los sujetos estén determinados claramente, y siempre deberán están nominados por la ley procesal penal para estar en capacidad de determinar si su actuación esta uno regulada por la ley.

Los sujetos procesales para poder tener la capacidad de realizar un acto procesal deberá ser de la especie humana, ya que no es permitido que personas jurídicas por sí solas, como ente ficticio, pueden manifestar su voluntad dentro del proceso, si lo hacen es por medio de su representante legal, conviene notar que la legislación penal y procesal penal vigente no regula el sistema de doble imputación, entendido tal como: mediante el cual se establecen sanciones para personas naturales y jurídicas por ser económicamente caro y además porque es rechazado por la doctrina.

Los sujetos indirectamente vinculados al proceso son: Los testigos, peritos y miembros de la Policía Nacional Civil, que no forman parte de la relación jurídica procesal además cabe recordar como objeto de análisis en materia civil, tiene mucha importancia ya que el origen del acto procesal, se localiza en el acto jurídico, recordando que el acto procesal está regulado por las normas del Derecho procesal penal.

El contenido del acto procesal lo determina el motivo que impulsa al sujeto procesal a actuar dentro del proceso penal. En este sentido, resulta evidente que la actividad de las partes y de los órganos jurisdiccionales deben someterse a determinadas y condiciones de lugar, tiempo y modo de expresión, todo lo cual constituyen las formas procesales, que favorecen el orden y la servidumbre del proceso. (31)

Las formas procesales tiene como objetivo establecer un orden en el proceso, que sea operativo como para poder despojar a los sujetos procesales de toda posibilidad de actuar en forma caprichosa o a su conveniencia impidiendo toda decisión arbitraria del juez e inducida por alguna de las partes, y que pudiera vulneran el derecho de defensa.

La doctrina señala dos clases de formalidades, los sustanciales y las accidentales o secundarias.

Las formalidades sustanciales son imprescindibles para que exista y se desarrolle una relación jurídica procesal y son: Las funciones de acusar, de defensa y de decisión, por ejemplo la notificación, el traslado a la defensa, y no admiten secuencia ni modificación el cumplimiento de estas formalidades trae consigo la nulidad del acto.

Las formalidades accidentales o secundarias no traen consigo la nulidad en su incumplimiento y son establecidas por la ley como garantía de imparcialidad y de justicia.

Existe una tercera clasificación que hace Chiovenda sobre las formas residuales, que se conserva por hábito y apego a la costumbre y que en nuestro medio constituye una realidad concreta, y se agrupa en dos modalidades:

a) Libertad de las formas. De acuerdo a esto las partes se dirigen al juez, en la forma y que consideren más conveniente, sin necesidad de seguir un orden o sujetarse a las reglas establecidas con anterioridad, ya que nuestro sistema jurídico esta acertado sobre el principio de legalidad en consecuencia la frente del derecho no puede ser otra misma que la ley y los actos procesales los regula la ley.

b) Legalidad de las formas, las actividades que conducen el pronunciamiento final para tener eficacia jurídica, han de sujetarse a las condiciones determinadas previamente establecidos por la ley procesal penal, y es a este sistema que se apoya nuestro código procesal penal, ya que en sus contenidos normativos se establece el modo, tiempo y lugar en que la actuación del sujeto tendrá que darse, y de no ocurrir así, de la manera que la ley prevé el legislador podría imponer sanciones de carácter procesal que obviamente producción efectos dentro del proceso.

3.2. TÉRMINOS

El término es la fracción temporal o lapso preestablecido para que se cumpla en el proceso cada acto integrador de él o uno de sus determinados momentos. (32)

En el desarrollo de la actividad procesal el tiempo en que se realizan los actos procesales es muy importante, y es una secuencia cronológica que la ley establece y la validez del acto dependerá si se da en el momento oportuno que la ley establece, de lo contrarío se puede perder hasta el derecho, como por ejemplo cuando lo se apela dentro del término de ley.

Con el término está ligado el plazo que son usados como sinónimos. El plazo es un periodo de tiempo dentro del cual puede realizarse determinada actividad procesal, y el término es el momento determinado de tiempo para efectuar tina actividad procesal.

Por consiguiente el plazo, es el espacio de tiempo dentro del cual se puede realizar un acto procesal penal para que produzca válidamente efectos jurídicos, el termino es el límite del plazo, ya que la determinación del tiempo se hace a partir de dos parámetros, primero el inicio del lapso y segundo la finalización del lapso.

Con relación a las horas hábiles podernos decir que cuando el legislador hace referencia a ellas en normas jurídicas hace referencia al horario judicial y coincide con la medida de tiempo que durante cada día se establece para un determinado ordenamiento judicial por la autoridad jerárquicamente superior, y al funcionamiento regular de las oficinas con relación al público que asiste a ellas, podría existir excepciones ya que lo que se busca es concretizar los objetivos del proceso.

Para concluir el estudio de los actos procesales hablaremos de los actos de comunicación procesal dentro de la actividad procesal se dan situaciones que obliga al juez a ponerse en comunicación con las partes con otros tribunales y con ciertas instituciones. Los actos de comunicación del órgano jurisdiccional con los sujetos que intervienen en el proceso penal fundamentan la actividad procesal de estos, los actos de comunicación entre el organismo jurisdiccional se realizan por medio de tres actos procesales: la notificación, citación y el emplazamiento.

3.3. ACTOS DE COMUNICACIÓN PROCESAL

"Los actos de comunicación del órgano Jurisdiccional con los sujetos que intervienen en el proceso penal fundamenta la actividad procesal de estos, poniendo en su conocimiento las distintas contingencias que a lo largo de su tramitación vayan surgiendo, como consecuencia obligada del principio de impulso de oficio de todas las actuaciones". (33)

Estos actos de comunicación entre el organismo jurisdiccional se realizan por medio de tres actos procesales:

a) La notificación, b) La citación y c) el emplazamiento, esta comunicación facilita a las partes y el juez un adecuado control de la actividad procesal que cada uno está realizando.

La notificación. Es un acto de comunicación de la resolución de parte del juez a sujetos procesales ligados directa o indirectamente al proceso. El código procesal penal establece en el art. 143 que las resoluciones se notifican dentro de las veinticuatro horas de dictadas.

b) Citación. Que consiste en el acto de comunicación por medio del que se hace saber alguna parte procesal o a un tercero una resolución judicial, señalando día y hora para realizar un acto procesal, estas formas de citación podrán ser escritas, como por medio de orden escrita, carta certificada, telegrama con aviso de entrega, esquela y la citación verbal que podrá ser por vía telefónica.

Existen mecanismos coercitivos de los cuales el Juez puede hacer uso para garantizar y la persona citada va a obedecer su llamado, y es el apremio que es la amenaza de que si no compadecen a una segunda citación, el juez ordenara que sean conducidos por la fuerza pública y finalmente el "emplazamiento, que es la comunicación de una resolución judicial que abre un plazo para que el destinatario pueda realizar dentro del una determinada actividad procesal. (34)

Se puede afirmar entonces que el emplazamiento es tina garantía para ser oído dentro del proceso; el emplazamiento se da para el imputado y las partes, y no para terceros intervinientes en el proceso penal.

3.4. LAS SANCIONES PROCESALES

La ley describe los actos a cumplir, con el designio que sean perfectos. De lo contrario, puede perjudicar la tutela de los intereses comprometidos, por lo que la ley establece que en determinados casos, tales actos adolecerán de ineficacia.

Debe distinguirse de: Actos irregulares simples o intrascendentes, de aquellos ineficaces.

La ineficacia del acto es el resultado de su invalidez, la que se alcanza mediante declaración jurisdiccional, que implica aplicar la sanción procesal al acto viciado.

Las sanciones procesales surgen en abstracto como conminaciones de invalidez o ineficacia de tina determinada actividad irregular. Veamos el enfoque:

Preventivo: Propenden al orden del proceso.

Represivo: impiden o eliminan los efectos por la vía valida conforme a la ley.

La ineficacia surgida de la invalidación, es el efecto previsto por la ley con la aplicación de la sanción, subsistiendo las que pueden emanar de otras normas.

Las sanciones procesales son a nuestro criterio de acuerdo a diferentes autores: conminaciones que se ciernen sobre los actos del proceso para proveer a la observancia de las previsiones de la ley procesal, en cuanto imponen presupuestos, requisitos o circunstancias en su realización.

Y son medios de evitación o de eliminación de los efectos a producir o producidos por los actos realizados con inobservancia de las formas procesales. Consecuencias jurídicas desfavorables que sobrevienen ante la inobservancia de una previsión legal.

Son sanciones procesales, porque inciden directamente sobre la actividad que se cumple en el proceso, precisamente desde la forma de los actos en su más amplia manifestación.

La sanción impedirá: Que el acto viciado produzca efectos, si ya los ha producido, los elimine en su totalidad, debe eliminar no solo el acto invalidado, sino los que de él dependen, es decir, toda la actividad por la desencadenada.

Las sanciones procesales y los sistemas procesales.

El sistema formalista:

Propio del derecho romano.

Estricto en la imposición de formalidades, sancionando cualquier inobservancia a las previsiones legales.

La actividad contraria a ellas, debía ser invalidada.

Su aplicación actual implicaría un inaceptable entorpecimiento del proceso, sin que se favorezca para nada ninguna garantía individual ni el descubrimiento de la verdad.

No es posible que la irregularidad equivalga a invalidación.

Los sistemas limitativos. Surgen como consecuencia de distinguir: Formas

Sustanciales, y no sustanciales, así como requisitos esenciales, y meramente accidentales. Tales distinciones se dan, tanto en la estructura como en las circunstancias de los actos. Para ello se tuvieron en cuenta:

Los intereses tutelados por el proceso,
Los fines de la específica actividad,

La sancionable es lo sustancial o esencial, pero varían los criterios para determinarlo.

Criterios para determinar lo sustancial o esencial de lo sancionable.
a) Sistema privatista: La iniciativa de la sanción queda a cargo de las partes, las cuales deben exhibir el perjuicio que la inobservancia les produce. Tal declaración queda condicionada, en la declaración de voluntad del interesado.
b) Sistema judicial: El tribunal es quien exclusivamente debe valorar la esencialidad de la forma inobservada por el acto procesal cumplido (vicio sustancial), sin perjuicio del oportuno reclamo de la parte interesada, en algunos casos para evitar la subsanación de vicio.

c) Sistema legalista. La determinación de la esencialidad de la forma inobservada (vicio sustancial) con el acto cumplido, corresponde exclusivamente a la ley en forma directa. La aplicación de la sanción solo puede tener lugar cuando esté prevista expresamente en la norma procesal como conminación a la inobservancia a lo previsto por ella, ya sea de oficio o a iniciativa de parte interesada para evitar la subsanación del Vicio.

El sistema legalista persigne eliminar los inconvenientes de los otros, pero se vale de estos para poder integrar el sistema con mayor completividad. Cuando no lo integra la ley, ha debido hacerlo la jurisprudencia.

En las causales de las sanciones procesales.

Causales de procedencia: Motivos que pueden darle curso a una sanción procesal, independientemente del sistema adoptado.

Estas causales tienen una significación negativa, pites el vicio surge ante la inobservancia de un imperativo legal de actuar en el proceso conforme a lo previsto, o abstenerse de hacerlo.

La norma violada puede imponer requisitos, estructura, contenido y circunstancias del acto (objetivamente) como condiciones de validez, o de exigir la posesión o subsistencia por el órgano de un poder suficiente para que el acto cumplido sea válido. No satisfechos tales imperativos, el acto es posible de sanción (sancionables).

Tipos de causales de las sanciones procesales.

Objetivas: Cuando el vicio esta dentro del acto mismo, advirtiéndose con la observación de su contenido resultante de la descripción que se hace de la conducta prevista en la norma legal con todas sus exigencias.

Subjetivas, cuando lo viciado es la actividad procesal en virtud de la imposibilidad de actuar procesamiento por carecer el sujeto actuante, del poder o facultad para realizar el acto o la concreta actividad de que se trata, ya sea:

Porque la ley no ha concedido al sujeto el poder o facultad, o el que le ha concedido no puede eJercerlo por ausencia de un presupuesto o actividad previa indispensable.

Por haber perdido el poder o facultad de realizar el acto como consecuencia de no haberlo ejercido oportunamente, al dejar vencer el plazo previsto, sin actuar.

Por haber agotado el poder o facultad con su ejercicio anterior en un sentido determinado, lo que originó una situación procesal siendo imposible su eliminación, modificación o contradicción.

Sanciones procesales. La inadmisibilidad. Sanción procesal mediante la cual se impide ab initio que produzcan efectos en el proceso los actos de parte, o de alguno de los terceros no requeridos por el tribunal.

Tal sanción se da por hacerlos realizado la parte sin observar determinados requisitos de forma o careciendo de la facultad de actuar válidamente.

Tal sanción se produce in fimine, antes que el acto produzca efectos en el proceso. No opera respecto de actos del tribunal, sino únicamente de las partes o terceros.

Siendo la nulidad una conminación legal, genérica o especifica, dirigida a la declaración de invalidez de determinados actos procesales, cuando en su realización no se han observado las disposiciones impuestas por la Constitución o la ley.

Debe tratarse de actos introducidos jurídicamente en el proceso y de los que se vinculan efectivamente con ellos, La aplicación de la sanción implica eliminar el acto viciado y todos los efectos que hubiere producido, como también en algunos casos, los antecedentes que requieren renovación junto con el acto anulado.

Naturaleza. Vicio de la actividad. Defecto del acto introducido en el proceso, por cualquiera de las causales ya analizadas.

Sanción: Declaración jurisdiccional de invalidez de todo lo afectado por ese vicio. La nulidad resulta el medio práctico de enderezar el proceso hacia su vía normal. Cuando el desarrollo irregular de la actividad procesal ha desviado su curso hacia un resultado distinto del perseguido por la ley. Cuando ha alterado algún principio fundamental para su inicio, desarrollo o finalización. Para extirpar actos procesales que la doctrina califica de inexistentes.

Como consecuencia de concebir al ordenamiento jurídico como conjunto de normas de deber, solo será norma jurídica aquella que establece deberes u obligaciones bajo todos los supuestos. Afirmamos entonces que el no cumplimiento de esos deberes y obligaciones provoca necesariamente el castigo para darle a la norma violada la originalidad que tenía antes de la infracción, siendo esta la teoría de los imperativos categóricos y de la teoría pura del derecho, llamada "monista" esta concepción explica el por qué los defectos de los actos que emanan de normas potestativas acarrean como consecuencia, tina sanción procesal, para que el acto no ingrese o para eliminarlo del proceso, o sea que el ser declarado nulo o inadmisible es el medio que se utiliza para descartar dichos actos que no reúnen los requisitos de validez que la norma potestativa requiere.

Las sanciones procesales penales se definen como: Ias conminaciones de inadmisión o invalidación previstas por la ley con respecto a los actos que se cumplen sin observar determinadas disposiciones legalmente exigidas" (35)

Tal sentido, la sanción procesal consiste en privar el acto de los efectos producidos o que debería producir, esto como consecuencia de los vicios que tenga el acto precedente a los actos.

Dentro de las sanciones procesales se incluyen: La caducidad, la preclusión, la inadmisibilidad y la nulidad.

De los dos últimos se hablara a continuación.

-La inadmisibilidad: se nos muestra como la sanción procesal por la cual se impide al inicio la producción de efectos con respecto a los actos de las parte y sus auxiliares o de algunos terceros, no provocados por el tribunal, cumplidos sin observar determinados requisitos de forma o sin tener facultad para actuar eficientemente” (36)

Esto significa que, dentro de la ley procesal penal existen disposiciones que regulan de manera expresa, la exigencia de evita que el acto pueda manifestarse, si no reúne los requisitos que la ley prevee, y si llegara a realizarse sería un acto procesal irregular, afectado por vicios de contenido o de forma y susceptible de ser declarado nulo o inexistente según sea su caso.

Estas disposiciones tienen por objeto el saneamiento del proceso penal. La nulidad procesal se define como una sanción que tiende a privar de eficacia a un acto jurídico, el cual adolece de las exigencias que la ley establece para ser eficacia o validez.

Su nulidad será especificada por la ley y declarada judicialmente por no observar las formas establecidas por la ley procesal penal. Para su constitución y por lo que no producirá ningún efecto jurídico dentro del proceso.

Doctrinariamente y su atención a la gravedad de los efectos causados para el acto procesal defectuoso, las nulidades se clasifican en nulidades absolutas y nulidades relativas.

(29) Beling, Ernet: “Derecho procesal penal". Traducción del y, notas por Miguel Fenech, Barcelona. Editorial La1w. 1943, pág. 123.
(30) Couture, Eduardo. J. “Fundamentos, Cit. Pág. 201.
(31) Levene (h) Ricardo: "Manual., T. 1 op., cit. Pág. 99.
(32) Clariá Olmedo, Jorge A: "Tratado..." cit. Pág. 115
(33) Gimeneo Sendra. Vicente. Et. al. “Derecho Procesal...” cit. Pág. 233.
(34) Gimeneo Sendra, Vicente et al "Derecho.,” t 11 po. Cit. pág. 237.
(35) Clariá Olmedo, Jorge A. "Tratado,,,, "op Cit. Pág. 149
(36) Vescovi, Enrique "Teoría" op. Cit Pags.295
CAPÍTULO IV.

4. 1 PRINCIPIOS QUE RIGEN LAS NULIDADES:

Principio de legalidad o especificidad.

Consiste en que "no hay nulidad si no ésta prevista por la ley, articulo 223 del código procesal penal.

Por lo que se dice que son de derecho estricto, propio de la tendencia formalista.

4.2. PRINCIPIO DE TRASCENDENCIA 0 LESINIMAD.

En virtud del carácter no formalista del derecho procesal penal moderno estableciéndose que para que haya nulidad no basta la sola infracción a la forma, si no un perjuicio a la parte significa que no hay nulidad sin perjuicio de acuerdo a lo anterior las nulidades absolutas o relativas, deben ser decretadas cuando exista un interés procesal en subsanar el acto viciado, por los que debe examinarse los beneficios que trae a la parte que reclama la nulidad el acto de repetición el acto sin vicio alegado pretendiendo evitar la nulidad por la nulidad y que el sujeto se aproveche de su propio dolo.

4.3. PRINCIPIO TELEOLÓGICO.

No se restablecen simples formas, se tutelan derechos fundamentales y garantía constitucionales, se pretende garantizar un proceso regular y legal, ante un juez natural que lo altere la defensa enjuicio de la persona y de sus derechos.

4.4. PRINCIPIO DE FINALIDAD.

En oposición al principio de legalidad o especificidad, de acuerdo a éste principio lo procede declarar la nulidad de un acto procesal, pese que si realización fue defectuosa si se han alcanzado los fines del proceso, éste principios está latente en el articulo 223 Pr. Pn.

Consecuencia de la vigencia de este principio, es el replanteamiento de la función que debe cumplir la declaratoria de una nulidad absoluta a relativa dentro del proceso en ese sentido la nulidad procesal solo se decreta cuando el vicio en que incurre causa indefensión o no puede ser subsanable, éste principio se complementa con el siguiente principio: la nulidad por la nulidad misma no es de aceptación actualmente pues se admite la doctrina según la cual no es necesaria la nulidad aunque sea absoluta, sil declaratoria no tutela ningún interés social, lo decisivo es esta la exclusión del acto cumpla un interés procesal cuyo contenido lo define el principio del debido proceso.

Lo importante de éste principio es la facultad que tiene el juez de declarar aún de oficio, la nulidad, facultad que es excepcional y se justifica, en atención al interés público que identifica toda actividad procesa específicamente regulado en el articulo 225 inc. l°, Pr.Pn.,

4.5. PRINCIPIO DE DECLARACIÓN JUDICIAL O RESERVA JURISDICCIONAL.

No hay nulidad sin declaración judicial, lo existen actos nulos, sino anulables, la ineficiencia del acto se producirá únicamente por la declaración de la nulidad hecha por el juez, dicha facultad se justifica, en atención al interés público que identifica toda actividad procesal, se regula expresamente esta facultad en el articulo 225 inciso primero del Código Procesal Penal.

4.6. PRINCIPIO DE FINALIDAD

En oposición al principio de legalidad o especificidad, de acuerdo a éste principio no procede declarar la nulidad de un acto procesal, pese a que su realización fue defectuosa, si se ha alcanzado los fines del proceso, éste principio está en el artículo 223 del Código Procesal Penal.

Consecuencia de éste principio es decir de su vigencia es replanteamiento de la función que debe cumplir la declaratoria de una nulidad absoluta o relativa dentro del proceso.

El desarrollo del presente tema está referido, como lo indica el nombre, a las nulidades de los actos procesales penales, conviene aclarar que eventualmente, dichas nulidades, recaen en aspectos de carácter civil, sin embargo, ocurren en el contexto del proceso penal. "De esto se infiere que sea cual sea la naturaleza de la cuestión a tratar dentro de un proceso penal, los actos procesales que hacen a ella, dentro del mismo, son siempre penales, aunque contengan pretensiones referidas a responsabilidades de otra naturaleza". (14) La posición de este autor es muy clara, pues si existe un incumplimiento sustancial en la norma procesal, aun tratándose de un aspecto de naturaleza civil, en el marco del proceso penal, debe concebirse siempre como tina nulidad. Los actos procesales penales mantienen su juridicidad, siempre que se ajusten a lo impuesto por normas procesales penales, en forma contraria ponen en evidencia su ilegalidad procesal y su ineficacia jurídica, lo que impone en muchas ocasiones, que se deban retirar del proceso. El actuar contrario a la ley procesal produce consecuencias jurídico-procesales de distinta índole, las que satisfacen los Fines del proceso y en última instancia la se0uridad jurídica. Creus, (15) al referirse al terna de la nulidad cita a Núñez quién sostiene que la nulidad aparece, entonces, como amenaza que pende sobre actos defectuosos, que se resuelve en su ineficacia procesal y que por ello es mirada como sanción por la doctrina más común. Es en sí, la consecuencia de la "omisión de tina forma o de un requisito legalmente necesario" para la validez del acto, o sea los que atañen a su material", "a la capacidad del que ejecuta", “a la intervención necesaria de ciertas personas" o al "resguardo de la situación procesal de los interesados". La nulidad es pues una sanción por virtud legal que priva a un acto jurídico de sus efectos. Cierto es que la sanción obedece al apartamiento de la forma establecida, sin embargo, como luego se explicará, el apartamiento debe haber causado el deterioro a tina garantía que tal norma procesal tutelaba, en otras palabras, se debe otorgar mayor valor y por supuesto mayor tutela jurídica a la garantía que la forma pretende salvaguardar y no por el contrario a la forma procesal en sí. Maier, (16) cuando habla de sanción y nulidad dice lo siguiente "Sanción-se dice-es la consecuencia prevista por la norma de deber para el comportamiento contrario... La nulidad al contrario, es una consecuencia jurídica.., expresa la idoneidad de alguna acción para poder alcanzar las consecuencias jurídicas que se propuso el agente opera a nivel del tipo no tiene como objetivo el evitar aquellas actividades que las normas potestativas regulan o que quedan fuera de su regulación".

En ese sentido, todo acto tiene una forma determinada, sea como condición para su existencia, sea para su constatación. Es así como el idioma, el sujeto que la produce, el contenido de las actas, la escritura, son elementos comprendidos dentro del concepto de formas procesales. Igualmente, tina serie de actos realizados por el juez y por las partes, en el contexto del proceso penal, la ley los regula, y estipula ¿cómo?, ¿Cuándo? y ¿dónde? Deben realizarse, así como ¿cuáles? Serán los efectos que pueden producir.

Esas formas se pueden referir a un conjunto de actos necesarios para la validez de otro acto procesal, verbigracia, no puede ser válida una sentencia sin que exista acusación previa, o a la ordenación del proceso mismo, como la oportunidad y el lugar en que un acto determinado deba realizarse, por ejemplo un recurso interpuesto fuera de término, no puede ser admitido. Las formas procesales a las que nos hemos referido, tienen su fundamento en el orden público, en la lealtad en el debate, en la igualdad de las partes en el proceso y en la debida defensa en juicio, con el fin de aproximarse a una correcta justicia. Ahora bien, si las formas establecidas por la ley procesal no se cumplen, el acto procesal en principio es ilegal y jurídicamente Ineficaz, pero no con ello estamos aceptando que todo incumplimiento en las formas hacen que el acto irregular deba retirarse del proceso, pues tal posición sería totalmente formalista e inaceptable.

La sanción al referido incumplimiento se denomina nulidad, como al principio se sostuvo, esta sanción, sólo procede cuando la violación a las formas procesales, causa un perjuicio real y concreto a los fines del proceso y a los intereses que de la tutela.

Aceptar la nulidad para satisfacer pruritos formales desprovistos de interés práctico, que conlleva únicamente a entorpecer el proceso en vez de agilizarlo, no siendo ello el interés que ha promovido el establecimiento de dichas formas procesales. Por último, hemos de decir que cuando en la realización de un acto procesal no se han cumplido las formas previstas por la ley, el acto es irregular, pero esa irregularidad no necesariamente lleva o impone su invalidez, puede ser eficaz no obstante su imperfección, ello dependerá de la valoración legal que se haga de los requisitos formales establecidos por la norma procesal incumplida. Las nulidades en el proceso Penal se distinguen en absolutas y relativas, esta distinción es la más conocida y más práctica y nos permite comprender mejor el funcionamiento concreto de las mismas.

(14) de Quiros, Carios y Rodríguez, Gerardo “Nulidades en el proceso penal". Ediciones Jurídicas Cuyo S. R. l., Mendoza, 1982., pág. 11
(15) Creus, Carlos, -Invalidez de los actos procesales penales", Editorial Astrea. Segunda edición. 1995, pág. 17 y 18
(16) Maeir, Julio B.J. “Función normativa de la nulidad", Editorial Depalma, Buenos Aires, 1980, pág. 13 1,
CAPÍTULO V

NULIADADES ABSOIXTAS EN EL DERECHO PROCESAL PENAL SALVADOREÑO.

5.1. Actividad Procesal Defectuosa.

Moderadamente ha surgido dentro de la evolución de las nulidades procesales penales una tendencia teórica que afirma que la nulidad no es una sensación, lo cual equivaldría en constituirse en un error conceptual, es por ello que se prefieren denominar a ese conjunto de actos procesales irregulares como "ACTIVIDAD PROCESAL DEFECTUOSA" (Julio B.J Mainer "Función Normativa de la Nulidad" Ediciones Depalma, Buenos Aires 1980).

La teoría de la actividad procesal defectuosa se estructura sobre la teoría de la tipicidad sustantiva a una tipicidad de los actos procesales, y esta no es más que la idoneidad de un acto procesal para surtir todos sus efectos.

Para esta corriente, la nulidad no debe verse como sanción, ya que esta es la consecuencia prevista para las normas imperativas, para el comportamiento contrario a ellos (y las normas potestativas no tienen tal consecuencia).

La denominación de actividad procesal defectuosa no es solo un cambio, sino que es un replanteamiento de la nulidad y de su Utilización dentro del proceso, y ya ha sido adoptado en algunos códigos procesales (Rodolfo Ernesto González "Ensayo Doctrinario sobre el nuevo código procesal penal", pág. 558) en sustitución del epígrafe "Las Nulidades".

Antes de abordar sobre la actividad procesal defectuosa es necesario conocer su género para el caso, la actividad procesal que no es más que el conjunto de actuaciones preordenadas para satisfacer los fines del proceso y para ello se auxilia de diversas técnicas para su conservación.

Con ello se deja claro que de dicha generalidad pueden y deben desprenderse otras actividades para el caso la actividad procesal defectuosa, la cual es concebida como aquellos actos jurídicos-procesales que se pretenden introducir al proceso o que se encuentra inmersos dentro del mismo, los cuales no cumplen con algunos requisitos establecidos por la ley para que surtan los efectos normales de su finalidad, es decir deslegitima a la actividad procesal en general generando una situación irregular que conlleva apartarse de objetivos para los que han sido creados.

Nos parece acertado la relación de género y especie que se ha hecho entre actividades procesal y procesal defectuosa siendo esta última la especie que emana de actos de las partes o del juzgador, que devienen en defectuosos en virtud de que dichos actos no conllevan a la realización de los fines planteados por el proceso, o por el contrario con llevan a esos fines pero en inobservancia tanto del método formal establecido o con la vulneración de garantías procesales predeterminadas por la ley.

Con ello se deja claro que la actividad procesal defectuosa parte de que quien contraviene o no observa las formas procesales establecidas por la ley, no comete un ilícito que amerita sanción, sino que lo que ocurre es que la acción ejecutada o a ejecutarse en algunos casos será inválida o ineficaz y por ello no alcanza su finalidad real y material.

De lo anterior se deduce la divergencia que existe entre la concepción de la nulidad como sanción procesal y la nulidad concebida corno actividad procesal defectuosa, pues la primera atañe a la idea de ilicitud y castigo con lo que adquiere una autonomía en cuanto a su finalidad apartándose e independizándose de los fines del proceso.

Así mismo, es de concebir que la idea de sanción está asociada a las normas imperativas, las cuales deben ejecutarse conforme a lo establecido, de lo contrario acarrea, sanción y las normas procesales son normas potestativas cuyo incumplimiento produce a través de los recursos ineficacia e invalides de los actos jurídicos-procesales.

Es de hacer notar que en nuestro Código Procesal Penal no existe dentro de su esquema capitular un apartado intitulado como actividad procesal defectuosa pero para el caso del Derecho Comparado en específico el Derecho Procesal Penal costarricense los cuales retoman las corrientes modernas de esta institución, la cuál es concebida en un epígrafe exclusivo sobre el terna en comento.

En el Código Procesal Penal dicha institución no ha sido retomada, puesto que ni siquiera tiene un capitulo intitulado bajo el epígrafe de "ACTIVIDAD PROCESAL DEFECTUOSA", más bien nuestro Código retorna la institución tradicional de la nulidad, concebida esta como sanción que depende de aquellos actos procesales que adolecen de vicios o defectos, por no cumplir con los requisitos establecidos por la ley procesal lo cual genera que dichos actos no produzcan los efectos normales que debían haber surtido.

En nuestro Código Procesal Penal, se regula la institución de las Nulidades a partir dc1 Art. 223 a 225 PrPn. los cuales a su tenor literal establecen lo siguiente:

5.2. DECLARACIÓN Y EFECTOS

Art. 223.- Ningún trámite ni, acto de procedimiento será declarado nulo si la nulidad no está expresamente determinada por la ley, y aún en este caso no se declarará la nulidad si apareciere que el defecto que la motivó no ha producido ni puede producir perjuicio o agravio al derecho o defensa de la parte que la alega o en cuyo favor se ha establecido.

La nulidad de un acto cuando sea declarada, invalidará sólo los actos posteriores que dependan de él, siempre que la invalidez sea indispensable para reparar el agravio de la parte que lo alega. Al declararla, el juez o el tribunal determinarán, además a cuales actos anteriores o contemporáneos alcanzan la nulidad por conexión con el acto anulado; y ordenará, cuando fuere necesario y posible, la reposición de los actos anulados.

La declaratoria de nulidad no afectará la detención provisional, salvo que la nulidad afecte la fundamentación de esta medida cautelar.

5.3. CAUSAS DE NULIDAD ABSOLUTA

Art. 224.- El proceso es nulo absolutamente en todo o en parte, solamente en los siguientes casos:
1.) Cuando el Juez carece de competencia por razón de la materia o por razón del territorio, son los términos expresados por este Código, salvo las excepciones consignadas en este Código.
2.) La falta de requerimiento del funcionario a quien corresponde darlo o del antejuicio respectivo en los procesos seguidos por delitos para los cuales la ley determina este requisito previo,
3.) La falta c1c acusación o falta de capacidad para acusar en los delitos de acción privada, y la falta de solicitud de instancia particular en los delitos perseguibles por acción pública dependiente de instancia particular, salvo los casos de excepción que se expresan en este Código.
4.) Cuando no se hubiere proveído de defensor al imputado detenido en los términos expresados en este Código.
5.) Cuando se dicte sentencia sin someter el proceso al conocimiento del jurado conforme lo establecido en este Código, o cuando se dicte sentencia sometiendo el proceso al conocimiento del jurado en casos que este tribunal no es competente,

6,) Cuando el acto implique Inobservancia de derechos y garantías fundamentales previstas en la Constitución de la República, en el Derecho Internacional vigente y en este Código.

Las nulidades absolutas comprendidas en los numerales 1, 2 y 3 de este artículo, producirán la invalidez de todo el proceso, sin embargo en el caso de antejuicio la utilidad sólo se decretará respecto de aquel que goza del mencionado privilegio constitucional si hubiesen más imputados se invalidará el acto o diligencia el que se hubiere producido la infracción y los que sean conexos con éstos, en tales casos deberán reponerse en la forma establecida en el artículo anterior.

5.4. Naturaleza Jurídica

Cuando se habla de la naturaleza jurídica de tina Institución jurídico procesal penal en particular se puede hacer referencia a dos criterios técnico-jurídico distintos porque por una parte implicaría determinar a qué rama del derecho pertenece una institución jurídica-procesal determinada, es decir, si pertenece ¿el Derecho Público o al Derecho Privado, acepción ésta que no es pertinente al caso que nos atañe ya que obviamente cuando se habla de que la institución pertenece al Derecho Procesal Penal. la estamos ubicando implícitamente en la rama del Derecho Público, por cuanto que el Derecho Procesal Penal pertenece al ámbito del Derecho Público, lo siendo ésta la acepción que a efecto de determinar la naturaleza jurídica de la Nulidad Absoluta, a efecto de éste trabajo de Graduación ya de que de lo que se trata es de determinar que es en sí la nulidad absoluta corno figura del Derecho Procesal Penal, es del, cuál es su fisonomía y auténtica autonomía procesal penal

La nulidad absoluta como Institución Procesal comparte, las características de las nulidades procesales en general y las propias que la diferenciación de las demás nulidades procesales, que en su oportunidad han sido desarrolladas en la medida de nuestras posibilidades.

5.5. Función de la Nulidad Absoluta en el Proceso Penal.

Cuando se hace referencia a cual es la función de determinar institución jurídica dentro del marco del proceso penal, ya no se responde a la pregunta ¿qué es? Cómo se hace al hablar de su naturaleza jurídica, sino que se responde a la pregunta ¿para qué sirve?, es decir cuál es su finalidad por razón de ser dentro de determinada esfera del derecho, es por ello que este apartado se tratara de hacer el mayor esfuerzo posible para determinar cuál es la función de las nulidades absolutas en el proceso penal.

Anteriormente en el desarrollo de éste trabajo de graduación se han expuesto a grosso modo cual es la función de las nulidades procesales, habiendo expresado en si momento oportuno, que la función de las nulidades procesales es la de salvaguardar el derecho de defensa en Juicio; pero si se baja el nivel de abstracción y se concretiza cita es la función de las nulidades absolutas en el ámbito del proceso penal, para lo erial es necesario en un primer momento identificar que por la misma naturaleza del Código Procesal Penal la nulidad absoluta adquiere rasgos particulares definidos, específicamente por la circunstancia de que en el proceso penal básicamente se encuentra en juego la Libertad ambulatoria del individuo vinculado al procedimiento penal, Ni es por ello que si el mismo deben concretizarse con mayor fuerza todos los derechos y garantías que no sólo la Constitución como Ley fundamental prescribe, sino que también lo estatuido por los Tratados Internacionales y demás leyes secundarias, como lo constituyen el Código Procesal Penal, amén de que el nuevo modelo de Justicia penal, que actualmente nos rige se encuentra imbuido de los principios de constitucionalidad del proceso penal, oralidad, centralidad del Juicio, inmediación y concentración, así como el corte garantista que configura su espíritu, lo cual en síntesis delimita la circunstancia de que la nulidad absoluta puede ser propuesta de manera oral o escrita, pero principalmente de esta manera por ser la oralidad su eje fundamental.

Habiendo expuesto las anteriores consideraciones en torno a la institución Jurídica en comento se puede expresar que la función de la misma es la de garantizar la vigencia del debido proceso penal, entendiendo a éste como ya se manifestó anteriormente como un proceso regular y legal ante un Juez competente, independiente e imparcial que no altere la defensa en Juicio del imputado ni que deje de lado los intereses de la sociedad sino el logro de su protección mediante la eficacia del proceso penal mismo.

Siguiendo el orden de ideas anterior, en el campo de aplicación objetiva de las normas adjetivas en el proceso penal, debe entenderse que las Nulidades Absolutas no deben velar solamente por garantizar la inalterabilidad de las formas procesales sino que también debe tomarse en consideración el criterio de no declara. “La nulidad por la nulidad misma", es decir, ya no debe tener aplicación el principio del procedimiento conforme al cual lo que interesa es la forma por sí sola, sin importar el garantismo del que un proceso penal se debe encontrar imbuido, a tal grado que cuando exista contraposición entre la forma y el valor justicia debe prevalecer ésta última sobre la forma.

Lo que se ha tratado de decir en pocas palabras consiste en el hecho de que no deben declararse nulidades innecesarias, sino que en todo caso tiene que valorarse la trascendencia o importancia del vicio en orden a los fines del proceso, para el caso de que servirá la declaración de la nulidad absoluta de tina prueba obtenida ilícitamente con quebrantamiento de normas constitucionales si se demuestra que independientemente que haya existido o no es esa prueba se hubiese llegado a un fallo condenatorio fundado en las demás pruebas del proceso, lógicamente siempre y cuando estas no se deriven de la prueba ilícita, en este caso la nulidad absoluta es innecesaria declararla por cuanto que no tendría ninguna utilidad procesal.

Es decir, que en el caso concreto se deben tomar en consideración los principios aplicables a has nulidades procesales penales en general, atinando a las particulares características de las nulidades absolutas, para aplicar o desaplicar éstas atendiendo a criterios de estricto rigor técnico-científico.

5.6. Especial Referencia al Artículo 224 numeral 6 inciso ultimo del Código Procesal Penal.

Muchos autores han escrito sobre nulidades de los actos procesales como actos típicos que producen los efectos que la ley les atribuye que al realizarlos adecuándose en ese esquema y se consuman de modo imperfecto pueden ser nulos es así que aparecen las nulidades como amenazas que penden sobre los actos defectuosos que se resuelven e su ineficacia procesal, y por ello se ve como una sanción, por las doctrinas más comunes, en las diferentes doctrinas se establece que las nulidades absolutas, son aquellas que no se pueden subsanar, cuando hayan violentado una garantía constitucional o el debido proceso, no se podrá sanear.

El mencionado artículo establece: “Cuando el acto implique inobservancia de derechos y garantías fundamentales, previstos en la constitución de la República, en el derecho internacional vigente y en este código inciso ultimo del mismo artículo establece que las nulidades absolutas comprendidas en los numerales 1, 2, 3 de este artículo, producirán la invalidez de todo el proceso, sin embargo, en el caso de un ante juicio, la nulidad sólo se decretará respecto de aquel que goza del mencionado privilegio constitucional, si en más diputados procesados que no juzgaren de dicho privilegio y en los casos previstos en los numerales 4, 5, 6, se invalidara el acto o diligencia en que se hubiera producido la infracción y los que sean conexos, en tal caso deberán reponerse en la forma establecida en el artículo anterior.

Así mismo el artículo 185 de la Constitución de la República establece que:

Dentro de la potestad de administrar justicia corresponde a los tribunales, en los casos en que tengan que pronunciar sentencia, declarar la inaplicabilidad de cualquier ley o disposición de los otros órganos contraria a los preceptos constitucionales.

Como en el derecho procesal penal establece la calidad de imputado nace en el momento en que la persona es señalada como partícipe de un hecho delictivo, sin que ello deba darse por sentado su culpabilidad, pero desde que tina persona es sujeto de ella, tiene derecho a todas las garantías que le concede la Constitución de la República y demás leyes el derecho a la defensa en el procedimiento es inviolable y si esta persona es detenida y no le comunicaron los derechos que les confiere nuestra constitución y el derecho internacional y el Código Procesal Penal, violentan así el Art. 10 PrPn.

Tomando en cuenta la violación del derecho y garantía fundamental de la persona y el Art. 12 Inc. 20 Cn. Y aun más a obligarla a declarar no cumple todo ello con el procedimiento que exige la Constitución y las demás leyes, ya que se viola una serie de derechos. Lo que hace más grave aún a auto incriminarse a sí mismo ante la coacción al ser detenido, por lo tanto el juez y como algunos autores consideran que estos casos se deben tomar en cuenta con la teoría con los frutos del árbol envenenado, por lo que con ellos se vulnera y se contradicen los preceptos constitucionales privando de todo valor una detención de esa naturaleza, por lo que (Jebe declararse ilícito el procedimiento de la detención y de conformidad al Art. 224 numeral 4 y 6 del Código Procesal Penal y declarar la nulidad absoluta del proceso por violación de las disposiciones legales, establecido en el Código Procesal Penal, Constitución de la República y los Tratados Internacionales, por lo que no es posible la reposición de dichos actos, por lo que el Art. 185 Cn. Faculta al juzgador a que declare la inaplicabilidad del Art. 224 Numeral 60 y último por ser contrario a todos los principios constitucionales.

Tomando en cuenta siempre que el eje de la actividad procesal defectuosa es el saneamiento cuando el juzgador ha agotado todos los medios y no cabe la subsanación o convalidación.
CAPÍTULO VI

RESULTADOS DE LA INVESTIGACIÓN

En esta etapa se detallan los resultados obtenidos en la investigación del problema.

En la investigación de campo realizada, se reflejan mediante gráficos las diferentes opiniones de los jueces entrevistados quienes son las personas adecuadas en brindarnos información, por estar involucrados en el problema.

6.1. Presentación de Resultados.
6.1.1. Resultados de las entrevistas.

A continuación presentamos los resultados que se obtuvieron en las entrevistas, y se reflejan en tablas las cuales contienen la opción a la respuesta categórica, y el número de la Muestra de la población y el porcentaje, las cuales fueron realizados en los diferentes juzgados de instrucción del Centro Judicial Isidro Menéndez" de San Salvador y los de Zacatecoluca.

Población: Juzgados de Instrucción del Centro Judicial Isidro Menéndez de San Salvador.
Juzgados de Instrucción de Zacatecoluca.

Muestra: Se realizaron 10 entrevistas a los jueces de Instrucción,

6.1.2. Análisis e interpretación de los resultados.

Después de procesar la información obtenida en las entrevistas y según los resultados obtenidos se determina que los jueces en su mayoría no domina el tema o no han tenido experiencia suficiente en convalidaciones durante su función como jueces. Algunos sostienen que pueden hablar del tema nulidades, pero con el Código anterior, pero que con el actual no tienen ninguna experiencia y algunos manifestaron tener muy poco dominio sobre el procedimiento a seguir de las nulidades.

6.1.3. Análisis e Interpretación de los Resultados en relación a la hipótesis del trabajo.

Primer extremo de prueba.

Consiste en comprobar que al anular un acto procesal defectuoso, algunos jueces en muchos casos hacen un excesivo uso de declaratoria de nulidades, por lo que podemos afirmar que efectivamente los jueces en su mayoría, no saben cómo aplicar correctamente la convalidación resultándose menos complicado anular. Ya sea por el poco conocimiento que estos tienen aunque aclaramos que no son todos los jueces.

Los antes expuestos es resultado de las entrevistas fue mayor el porcentaje de los peces que manifestaron que era un tema muy difícil, y algunos se cierran en anular sin tratar por todos los medios de subsanar o convalidar.

Segundo extremo de prueba.

La convalidación del acto procesal defectuosa ayuda, a la agilidad en los procesos, no se dilatan cumpliéndose la pronta y cumplida justicia en donde prevalecerá la no violentación de garantías fundamentales de la persona.

1) Considera Ud. Que un Acto Defectuoso puede ser convalidado si no cumple formalismos procesales?

OPCIÓN
No. DE JUECES
PORCENTAJE
SI
2
20%
NO
8
80%


COMENTARIO: El noventa por ciento de los jueces entrevistados consideran que si el acto no procesal no cumple los requisitos que la ley establece deberá ser declarado Nulo, y no puede subsanarse.

2) ¿Considera Ud. que las nulidades obsoletas pueden ser subsanadas?

OPCIÓN
No. DE JUECES
PORCENTAJE
SI
7
70%
NO
3
30%

COMENTARIO: El sesenta por ciento de jueces que fueron entrevistados son del criterio de reponer los actos 2°. Si estos no violentan garantías constitucionales. Y un treinta por ciento opina que las nulidades absolutas no pueden ser subsanadas.

3) ¿Ha resuelto Ud. Casos en los que hay tenido que convalidar una acto procesal que adolezca de nulidad?

COMENTRARIO: El setenta por ciento de los jueces que fueron entrevistados no opinaron sobre esto y comentaron que no han tenido casos donde se les haya presentado este tipo de situaciones. Y el treinta por ciento sí los ha efectuado.

4) ¿Considera Ud. que al declarar nulo acto procesal defectuoso, hay retardación de justicia.

COMENTARIO: El noventa por ciento de los jueces entrevistados considera que nada tiene que ver la nulidad de un acto procesal con la retardación de justicia y solo el diez por ciento piensa que al declarar un acto nulo podría acarrear corno consecuencia la retardación de justicia. Y solo un diez por ciento opina que sí hay retardación de justicia y se violenta el debido proceso.

5) ¿Según su experiencia al declarar una nulidad debido al formalismo procesal, beneficia el principio de pronta y cumplida justicia?

COMENTARIO: El sesenta por ciento, considera que seguir la formalidad del proceso también beneficia al principio de pronta y cumplida justicia, no lo aprecian como una forma de dilatar el proceso. Al contrario opinan que deben seguirse todos los formalismos dentro de un proceso.

Se puede afirmar de los resultados que obtuvimos en las entrevistas, en las cuales en el 80% por ciento se estableció que algunos no cumplen con los nuevos lineamientos doctrinario, con respecto a que solo se debe sancionar con nulidad los actos procesales, cuando no exista forma de convalidación que en realidad algunos jueces valoran el formalismo del proceso, falta de conocimiento en cuanto a nulidades, aunque algunos manifestaron velar por las garantías fundamentales, se pudo establecer el poco dominio sobre como subsanar 6 convalidar un acto procesal defectuoso por lo que muchas veces les es más fácil declarar la nulidad.

OBJETIVOS ESPECÍFICOS

Uno de nuestros objetivos específicos es descubrir de que criterios cuenta el Juzgador para valora y declarar tina nulidad y para subsanar.

De acuerdo a lo antes mencionado podemos afirmar que como resultado de nuestra investigación determinamos.

Como primer objetivo planteamos establecer si en el proceso Penal el saneamiento o la convalidación son aplicados en forma correcta por el juzgador.

Que algunos jueces aun existiendo forma de convalidar o subsanar un acto procesal con defecto, no lo hacen, ya sea por desconocimiento parcial sobre nulidades.

Tercer extremo de prueba.

Este se planteo cuales son las consecuencias que causa el lo convalidar un acto procesal defectuoso.

Efectivamente se comprobó que la incidencia recae en la dilatación del proceso, el imputado vive la incertidumbre respecto de su libertad que se ve restringida ya que anulado un acto defectuoso retarda el desarrollo normal del proceso.

6.1.4. Análisis e interpretación de los resultados con relación a los objetivos.

Objetivos generales:

Describir si los criterios utilizados por los juzgadores en el proceso Penal salvadoreño, para determinar cuando un acto procesal defectuoso debe de convalidarlo o declararlo nulo, con correctos.

Con relaciona a los objetivos generales, podemos afirmar que se logro cumplir con los mismos, por haberse fundamentado nuestra meta en los resultados obtenidos en las entrevistas realizadas, de las cuales podemos concluir.

El tercer objetivo es identificar cuáles son las consecuencias que causa el no convalidar un acto procesal defectuoso.

Se logro establecer que el saneamiento o convalidación no son aplicados en forma correcta por el juzgador debido a que todos tienen diferentes criterios al respecto, no hay uniformidad.

En el último de nuestros objetivos específicos respecto a las consecuencias jurídicas de la no convalidación, se logro establecer que toda resolución de declaratoria de nulidad atenta contra el principio de justicia pronta y cumplida, todas esas consecuencias han sido planteadas en nuestro trabajo.
VII. CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES.

7. l. Conclusiones.

Hemos de concluir que la nulidad absoluta en el proceso Penal moderno cumple una función de tutela no solamente de las formas procesales, sino que también pretende con su aplicación garantizar los derechos y garantías constitucionales del justiciable, sin dejar de lado también los intereses, de la sociedad en la prevención y represión del delito, puesto que en última instancia debe haber un equilibrio entre el interés del imputado en el ejercicio de sus derechos y los legítimos intereses de la sociedad, de tal manera que al no declararse las nulidades absolutas en el momento procesal que se suscite el vicio implicaría que éste pase a un mayor nivel del proceso en el cuál un Tribunal superior, entiéndase Juez de Instrucción o Tribunal de Sentencia declaré nulidad absoluta lo cual significaría la anulación de las actuaciones viciadas hasta el último acto válido ordenando su reposición, lo que vendría en dezmero del imputado generando para éste una dilación indebida del procedimiento y para la sociedad conllevaría un aumento innecesario de los gastos que genera ha prestación de un servicio público como lo es, sin duda alguna, la administración de Justicia.

Falta de capacitación sobre la normativa procesal Penal.

En lo concerniente, a otra de las causas que determinan la inaplicabilidad de las Nulidades Absolutas por los Jueces de Paz y de Instrucción se tiene la falta de Capacitación sobre el proceso penal.

E-n lo que respecta a los señores Jueces de Paz corno de Instrucción, manifiestan que la capacitación que han recibido sobre nulidades Absolutas ha sido buena, el problema radica en que dichas capacitaciones no son constantes, además que muchos jueces no son convocados a las mismas y los que asisten demuestran apatía o desinterés.

No obstante y pese a que los señores Jueces manifiesten que han recibido capacitación sobre la normativa procesal penal vigente, lo cierto es que mediante un estudio de Libro de Entradas de Juicio Penales de los Tribunales de Sentencia de este Distrito Judicial determinó la existencia de treinta y cinco procesos penales en los que los Tribunales de Sentencia han declarado nulidades absolutas que no fueron decretados en su momento oportuno por los señores Jueces de Paz y de Instrucción. (Ver Anexos).

Esta falta de Capacitación trae corno consecuencia, en primer lugar, desconocimiento del trámite, así como también falta de uniformidad en los criterios Jurisprudenciales los cuales se muestran divergentes y contradictorios aunque sean los mismos hechos, existen pronunciamientos dispares.

Por otra parte, es necesario manifestar que en lo relativo a la capacitación recibida por los diferentes sujetos procesales, se tiene que tanto los Fiscales y Procuradores o Defensores Públicos manifestaron haber recibido capacitación sobre la normativa procesal penal vigente pero que en lo relativo a capacitación específica sobre nulidades absolutas, la mayoría manifiesta no haber recibido capacitación, la misma situación plantean los defensores particulares quienes dicen haber tenido acceso a cierto material..

Puede concluirse que la falta de capacitación sobre la Normativa Procesal Penal y en específico sobre la materia de nulidades absolutas determina que los diferentes sujetos procesales no tengan los suficientes elementos técnico-jurídico doctrinarios para plantear una petición de nulidad absoluta ya sea de tina forma oral o escrita, e inclusive que no detecten los vicios de nulidad absoluta que se susciten en el procedimiento, razones estas por las cuales no alegan las nulidades absolutas.

Falta de Bibliotecas Especializadas En Derecho Procesal Penal.

Entre otras de las causas que determinan la inaplicabilidad de las Nulidades Absolutas por los Jueces, también se tiene que en el país se carece salvo excepciones de Bibliotecas Especializadas en Derecho Procesal Penal, lo cual se constituye en obstáculo y limitación al conocimiento de la -institución jurídica en comento, lo ella conlleva a su desconocimiento y, por ende, a su no aplicación en el proceso penal atendiendo a criterios de estricto rigor científico. Esta causa tiene íntima vinculación con la precedente ya que para que exista una mayor y mejor capacitación se necesita el acceso a bibliografía especializada.

Falta De Coordinación Y Diligencia En La Aplicación de La Ley Procesal Penal Por Los Agentes Del Sistema Penal.

Finalmente, la última causa que incide en la inaplicabilidad de las Nulidades Absolutas en el Proceso Penal es la falta de coordinación que existe entre la Fiscalía General de la República, Policía, Procuraduría General de la República y órgano Judicial, lo cual deriva en la realización en muchos casos de procedimientos viciados.

La realidad de los casos es que respecto a la falta de coordinación existente entre los diferentes agentes del sistema de Justicia Penal, nadie se hace cargo de su propia responsabilidad, es obvio, y es de humanos el no querer acepta nuestros errores.

En lo relativo a la falta de diligencia de los diferentes sujetos procesales se puede manifestar que realizan una serie de errores procedimentales.

En relación al trabajo desempeñado por la Fiscalía General de la República, se tiene que pese a que legalmente son responsables de la realización de las Diligencias Iniciales de Investigación se tiene que en la mayoría de casos delegan su responsabilidad en la Policía Nacional Civil, aunado a ello no ejercen tina verdadera Dirección Funcional tal y como la Ley manda.

Respecto a la actuación procesal de cada uno de los sujetos procesales, entendiéndose Fiscales, Defensores Públicos y Particulares se tiene que actúan negligentemente al no guardar la debida coordinación y diligencia en la denuncia de vicios de nulidad absoluta, así mismo permiten que el vicio siga avanzando procedimentalmente prácticamente sin hacer mayor cosa, salvo excepciones de profesionales muy preparados y con mucha experiencia que realizan un buen desempeño profesional.

Durante la investigación realizada así como entrevistas a jueces, fiscales, defensores se concluye que la aplicación de nulidades, en algunos tribunales se hace en base a principios más irregularidad que justifica una nulidad debe ocasionar un perjuicio real, irreparable a la vigencia de algunas garantías constitucionales del proceso, es así que las irregularidades.

El irrespeto a las formas procesales, aunque sea una nulidad absoluta, debe subsanarse sin necesidad de anular actos anteriores o conexos excepto conculcado las garantías fundamentales de la defensa, la nulidad es el último recurso que debe estilizarse para corregir los yerros del procedimiento la nulidad debe tener una utilidad, para el proceso, para determinarla, se puede recurrirse a la eliminación hipotética del acto procesal defectuoso todo ello conlleva a nocivas consecuencias, así como para la administración de justicia, el principio de justicia pronta y cumplida, los costos del proceso estos deben ser algunos elementos del juicio que deben evaluarse al decretar la nulidad. Aun cuando a falta de firma de alguno de los jueces, en la sentencia no se aplicaría nulidad alguna si el requisito se cumple después de la lectura integral del acto, esto ocasionaría un grave perjuicio a la administración de justicia al decretar la nulidad de la sentencia, sin que haya existido de ninguna forma tina violación a las garantías fundamentales de la defensa se debe denotar tina clara orientación hacia la aplicación selectiva de las nulidades restándole importancia a las formalidades puesto que su incumplimiento solo se sanciona con nulidad en aquellos casos en que los yerros formales provocan la violación de alguna de las garantías constitucionales del proceso.

La celeridad en el proceso, como valor constitucional fundamental adquiere preeminencia frente a la tutela de las formas como valor autónomo, aun en los casos en que se trate de una nulidad absoluta.

Pero la repetición del acto viciado, debe traer una ventaja procesal para que lo alega. Las nulidades de los actos procesales defectuosos solo se deben decretar cuando el vicio procesal provoca la indefensión o no vea de ninguna forma subsanable la utilidad de la nulidad.

Al decretar tina nulidad se tendrá presente los principios antes descritos, ya que si no hay daño la nulidad no debe ser declarado el eje de fa actividad procesal defectuosa es el saneamiento.

7.2. RECOMENDACIONES

Del estudio realizado con las diferentes doctrinas, entrevistas a funcionarios judiciales y públicos, se pretende hacer notar la necesidad de evitar que se decreten nulidades de diferentes actos, ya que algunos jueces, le dan preponderancia al cumplimiento de las formalidades e ignoran las garantías constitucionales, el formalismo impide valorar el valor del acto en relación con los objetivos fundamentales que pretende cumplir el proceso penal, ignorando que las formalidades solo tienen sentido*si aseguran la vigencia afecta de todas las garantías constitucionales, siendo necesario una constante capacitación sobre el tema ya que algunos juzgadores consideran que aplicar la convalidación de un acto procesal defectuoso, es más fácil declarar la nulidad, pues siempre ha sido un tema difícil para algunos de ellos por lo que únicamente ven el formalismo y no la violación a garantías fundamental catedráticos y algunos jueces que dominan en gran medida el tema de las nulidades, y como convertirlos, para preparamos de manera que nuestro proceso penal deje de ser una sucesión de formalidades cuyo complemento pervierte, en muchas ocasiones, la vigencia efectiva de las garantías constitucionales del imputado en especial de defensa y al debido proceso, ya que la interpretación o explicación formalista debe ceder ante las garantías constitucionales para ello es preciso ampliar y como se di.jo antes constates capacitaciones a las que intervienen en el proceso penal, comenzando también con el órgano investigador, Policía Nacional Civil en cuanto a la escena del delito ya que deben especializarse, para el mejor desarrollo de las funciones que la ley les atribuye, a fin de que también de adquirir conocimientos básicos desde que capturar en flagrancia, o por orden administrativos, así como al ministerio público, ya que en la nueva normativa el fiscal tiene un nuevo rol y muchas veces podrían violentar garantías fundamentales al desconocer que acto investigativo podría declararse nulo en cualquier etapa del proceso pues muchos conocen muy poco sobre nulidades como pedirlo o como alegarlos, ya que muchos consideran un temor muy delicado de discutir, y no deben ser seminarios de lino o dos (tías, sino de mucho más tiempo a fin de velar por la pureza y la legalidad del proceso con un conocimiento más claro de cómo se va a convalidar un acto procesal defectuoso y como se va a subsanar y cuando.

Después de haber expuesto precedentemente las conclusiones a las que se han arribado en el presente Trabajo de Graduación se torna en un imperativo de vital importancia, el ofrecer alternativas de solución a la problemática procesal planteada las cuales a nuestro criterio son las siguientes:

Con la finalidad de garantizar el cumplimiento del Principio del Independencia Judicial, consideramos pertinente que en aras del logro del fortalecimiento de nuestro Sistema de Justicia Penal deben tomarse las siguientes medidas:

Siendo que el Inciso final del Art. 3 Pr. Pn. prescribe a que instancias debe recurrir un Juez cuando existan injerencias en el ejercicio de la función jurisdiccional Penal y cuando esta intromisión se derivare de la Corte Suprema de Justicia, de alguno de sus magistrados o de otro tribunal, el informe será presentado, además, a la Fiscalía General de la República y al Consejo Nacional de la Judicatura.

En concordancia con lo anterior y con la finalidad de integración y efectiva aplicación de lo antes expuesto, también se recomienda al Consejo Nacional de la Judicatura, para que de conformidad a los Arts. 3 lit. d); 42 lits. F y h, y 23 de la Ley del Consejo Nacional de la Judicatura, así como por los Arts. 3 bit d) y 35 Inc. Final de su reglamento cree una, Unidad Técnica especializada en la Investigación de la Problemática Judicial, con la finalidad de que sea ésta, la que de él trámite al informe que se le presente al Consejo Nacional de la Judicatura, a que hace referencia el inciso final dc1 Art. 3 Pr. Pn., realizando una investigación al respecto y con la facultad de remitir las diligencias a la Fiscalía General de la República, a efecto de que esta última inicie las acciones de Ley pertinentes.

Por otra parte, se recomienda a la Corte Suprema de Justicia, la elaboración y remisión a todos los Juzgados y Cámaras de Segunda Instancia del país de una circular la cual sea contentiva, de un llamado de la Corte Suprema de Justicia a todos los Jueces de la República para que se vuelvan en garantes de su propia independencia y que tengan la voluntad y el enojo para denunciar a través de los mecanismos previstos por la Ley, a las personas órganos e inclusive a otros funcionarios del órgano Judicial mismo que interfieran en el ejercicio de su función jurisdiccional, así como también se trate de minimizar el fenómeno de la delegación de funciones jurisdiccionales.

En lo que concierne a la Falta de Capacitación en materia de nulidades absolutas consideramos que debe haber mayor capacitación sobre la normativa procesal penal vigente, en particular en relación a las Nulidades Absolutas en el Proceso Penal, dicha capacitación debe brindarse al interior de cada una de las Instituciones encargadas de la aplicación de la Ley Procesal Penal como lo son la Fiscalía General de la República, Procuraduría General de la República y al órgano Judicial, así como también debe seguirse dando y mejorando la capacitación externa brindada por la Escuela de Capacitación Judicial.

En lo relativo a la Capacitación recibida a los señores Jueces, es necesario que los mismos sean más constantes y que todos los jueces sean convocados ya que muchos no lo son, establecer una serie de incentivos de promoción a los Jueces que participen en las capacitaciones para que de esta manera se demuestre mayor interés en las capacitaciones y se mejore la administración de Justicia penal en su conjunto.

En relación a la Fiscalía General de la República, se le recomienda que a través de los Jefes de Unidad se ejerza un mayor control del trabajo procesal realizado por sus subalternos, con la finalidad de que éstos aleguen las nulidades que se suscitaren en el transcurso del procedimiento.

La misma recomendación precedentemente expuesta se torna aplicable a la Procuraduría General de la República, institución esta última que debe tomar más cartas en el asunto por cuanto que muchos vicios de nulidad se han suscitado en presencia de Defensores Públicos y estos no los han alegado.

En lo que atañe a los Defensores Particulares se recomienda a éstos para que a través de las diferentes Asociaciones de Abogados, retomen el rol de promover el papel de mejorar la capacidad técnico-jurídico-procesal de sus agremiados mediante la suscripción de convenios con el Consejo Nacional de la Judicatura y otras instituciones afines para que éstas brinden capacitación a los abogados en general, así como también a la comunidad jurídica que lo solicite.

Se recomienda asimismo a las Facultades de Derecho de las diferentes Universidades de nuestro país a fin de que adquieran un rol protagónico en la formación de mejores profesionales, a través de Foros, Congresos y Capacitaciones que se tornen en profesionales capaces e íntegros defensores de los derechos y garantías fundamentales tanto del imputado como de la víctima. Especialmente que se le dé un mayor énfasis e importancia a las nulidades procesales penales en general y a las nulidades absolutas en particular.

Con el propósito de superar la falta de coordinación existente entre los diferentes agentes del Sistema de justicia Penal recomendamos la Creación de una Comisión interinstitucional Permanente integrada por abogados representantes de la Fiscalía General de la República, Procuraduría General de la República, órgano Judicial y Ministerio de Seguridad Pública, con la finalidad de que se implemente mecanismos que viabilicen de una manera paulatina pero sólida una mayor coordinación en la investigación del delito y evitar así caer en procedimientos viciados de nulidad.
_______________________________________________

X. BIBLIOGRAFÍA

Cabanellas, Guillermo. "Diccionario Jurídico Elemental" Edición 1997 Editorial Heliasta. Santa Fe de Bogotá.

Creus, Carlos. “Invalidez de los actos Procesales Penales" Edit. Astrea Edición, Buenos Aires. 1995.

Cruz Castro, Fernando. "La Nulidad por la Nulidad, la justicia pronta y cumplida y la vigencia del formalismo procesal". San José Costa Rica, Talleres de Mundo Gráfico 1994.

González Bonilla, Rodolfo Ernesto y otros. "Ensayos Doctrinales sobre el Nuevo Código Procesal Penal" San Salvador. Unidad de Programa de Apoyo a la Reforma del Sistema de Justicia, UPARSJ. V. Edición, San Salvador 1993.

Maíer, Julio B.J. "Función Normativa de la Nulidad" Ediciones De Palma. Buenos Aires 1930.

Mauricio, Alberto Luis. "Nulidades Procesales". Editorial Astrea de Alfredo y Ricardo de Palma. Buenos Aires, Argentina.

Mark Williams. "Nociones Generales sobre la labor del Fiscal en el Nuevo Proceso Penal" Escuela de Capacitación Judicial. El Salvador 1998.

Mira Cruz, Carlos Alberto. 1naplicabilídad de las Nulidades Absolutas en el Proceso Penal por los Jueces de Paz e Instrucción". Tesis, 2000 UES.

Serrano, Armando Antonio y otros. "Manuel de Derecho Procesal Penal" V. Edición. Publicación del Proyecto PNUD. Talleres Gráfico UCA. 1998. El Salvador.